');
Buscar
sábado, 01 de octubre de 2022 18:02h.

La Gomera toma como referencia las experiencias de las Reservas de la Biosfera de Canarias

El Gobierno canario cree que la Isla Colombina pasará sin problemas la primera evaluación de la Unesco

20141017_102520

El Consejo Rector de la Reserva de la Biosfera de La Gomera conoció hoy de primera mano la experiencia de los demás espacios que han recibido este título en Canarias. Durante una reunión celebrada en la mañana de hoy representantes de todas las Reservas de la Biosfera del Archipiélago explicaron su labor que en algunos casos, como ocurre con La Palma, se remonta ya a tres décadas.

Por su parte, la consejera de Desarrollo del Territorio del Cabildo de La Gomera y gerente de este Consejo, Ventura del Carmen Rodríguez Herrera informó de los pasos que han dado que durante los dos años que han transcurrido desde que se le otorgó la declaración a la Isla Colombina. En ese tiempo se han creado los órganos de gestión como es el Consejo Rector, el científico y el de participación y se está llevando a cabo una campaña de divulgación por toda la Isla. “Esta reunión ha supuesto una oportunidad valiosísima para tomar como referencia las experiencias que se han desarrollado en Canarias de las Reservas de la Biosferas más veteranas y poder así hacerlas nuestras”, dijo la consejera.

Por su parte, el asesor de la Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, Juan José Rodríguez Guerra ratificó que La Gomera cumple en tiempo y forma con los requisitos impuestos por la Unesco. Dentro de ocho años precisamente el organismo internacional llevará a cabo una primera evaluación “implacable” a La Gomera, aunque el asesor considera que la Isla Colombina marcha por la senda correcta y no tendrá mayores problemas en superar la prueba.

Rodríguez indica que la red canaria de Reservas Mundiales de la Biosfera se creó precisamente como organismo coordinador entre las islas que ostentan este título que son la totalidad del territorio de La Gomera, El Hierro, Lanzarote, La Palma y Fuerteventura, el 46% de Gran Canaria y en breve el 20% de Tenerife que se corresponde con el Parque Rural de Anaga.

“Hablamos de una marca internacional que sirve de reclamo a los turistas, aunque todavía muchos visitantes cuando llegan a una isla desconocen que ostenta esta calificación. Ahí tenemos que hacer un trabajo duro para compensar esta falta de información”. El asesor de la Viceconsejería considera que la red canaria huye de convertirse en un órgano burocrático y sobre todo apuesta por el dinamismo. Desde esta entidad se coordinan acciones y se llevan a cabo un mínimo de dos reuniones al año. Rodríguez indica que las reservas no debe limitarse a ser un instrumento de conservación, aunque éste sea un aspecto fundamental. Pero sobre todo se debe apostar por la recuperación medioambiental y en el desarrollo económico y social.

La consejera de Desarrollo del Territorio informó que en estos momentos se está llevando a cabo en la Isla una campaña de divulgación sobre las consecuencias que trae consigo el título de Reserva Mundial de la Biosfera. La iniciativa comenzó esta semana en Agulo y la próxima se desplazará a Hermigua para continuar por el resto de la Isla hasta finales de noviembre. Consiste en la celebración de reuniones con todos los sectores y de talleres en los colegios. Otros pasos dados han sido el impulso de una página en facebook, la instalación de una pantalla táctil frente a la Oficina de Turismo de San Sebastián y la convocatoria de un concurso en el que se sortea un viaje a El Hierro entre quienes aporten ideas para la redacción de un manifiesto.

Los objetivos que se plantean desde La Gomera son la mejora de la calidad de vida, el fortalecimiento empresarial, recuperación del sector primario, la sostenibilidad del turismo y la dinamización social. La consejera redundó en la composición del Consejo Rector integrado por un biólogo, un perito agrícola y un técnico en Política Territorial.

Desde La Palma se hizo un repaso a las tres décadas que han transcurrido desde la declaración de un primer núcleo situado en Los Tilos hasta que posteriormente se amplió a toda la Isla. El Hierro redundó en su apuesta por las energías renovables, desde Fuerteventura el objetivo marcado es lograr un turismo sostenible mejorando la calidad de vida de los majoreros. En Lanzarote los esfuerzos se centran en impulsar el sector primario.