');
Buscar
sábado, 01 de octubre de 2022 18:02h.

Guacimara Navarro concienció y emocionó en su charla sobre el Autismo

Dar a conocer la realidad de las personas con Autismo a la sociedad, es pieza fundamental para lograr que los programas enfocados en el desarrollo de habilidades de comunicación, socialización y cognoscitivas resulten eficaces. Inclusión, empatía y comprensión,tres actitudes que nuestra sociedad debe desarrollar.- Argumentó Guacimara Navarro

Guacimara Navarro

En la tarde de ayer y ante un importante número de asistentes, Guacimara Navarro García, logopeda, asesora de lactancia y madre de un niño con autismo, ofrecía una charla  en el Centro Juvenil de San Sebastián, que tenía por objeto dar a conocer a la sociedad que es el Autismo y en la que logró, no sólo dar a conocer aspectos desconocidos para algunos, sobre la enfermedad; también supo explicar las diferentes tipologías y comportamientos de quienes la sufren.

En una brillante e ilustrativa charla, Guacimara conectó desde el minuto uno con el público al que concienció de la importancia de la detección precoz del problema, dado que así, una intervención temprana en un entorno educativo apropiado, por lo menos por dos años durante la etapa preescolar, puede tener mejoras significativas para muchos niños pequeños con trastornos del espectro autista.

Guacimara en su exposición, fue respondiendo una a una las preguntas que habitualmente se hacen, o se les hace a los padres con niños con Autismo y remarcó la importancia que juega el papel que debe adoptar la sociedad en general hacia las personas que sufren este o cualesquier otro tipo de Diversidad Funcional, aunque es consciente de que es difícil cambiar determinadas actitudes que lamentablemente aún se dan en nuestra sociedad y que son negativas hacia la persona y sus familias.

Siempre con una actitud envidiablemente positiva, esta madre coraje, ha sabido sacar lo positivo de un "trastorno" que como ella misma dijo, le es cotidiano; una experiencia personal que quiso compartir y con la que arranco alguna lágrima de emoción a los asistentes.