Buscar
09:41h. Lunes, 21 de Mayo de 2018

Juan Ramón Pérez parece haber olvidado una de sus promesas electorales

En Campaña, el ahora Teniente de Alcalde y Concejal de varias Áreas, prometía bonificaciones en tasas e impuestos a las familias más desfavorecidas del municipio.

Nada como tirar de hemeroteca cuando nuevamente nos acercamos a otra “carrera electoral” y en la que de nuevo, escucharemos como en la pasada, todo tipo de promesas; compromisos que con el paso del tiempo quedan archivadas en el “armario del olvido” o , como es el caso, en una “estupenda” nota de prensa publicada en los Digitales y rellenado espacio en Internet.

En este sentido y rescatando una Nota de Prensa, remitida a los Medios por el Psoe de Hermigua en mayo de 2015 y en plena Campaña electoral, el entonces candidato a la alcaldía del municipio por esta formación política, veía posible la bajada de impuestos y la bonificación en algunas de las tasas y arbitrios municipales teniendo en cuenta algunas situaciones particulares de las familias . Decía literalmente que, “es posible bajar las tasas e impuestos municipales a las familias más desfavorecidas del municipio con el objetivo de que vean sustancialmente reducida la presión fiscal que soportan. Pretendemos que las familias cuyo sostén son las pensiones no contributivas o un salario mínimo no tributen lo mismo que familias con una situación económica desahogada. Hay que hacer valer la justicia social y nuestro Ayuntamiento ha de olvidarse de criterios economicistas y contemplar, de verdad, la situación pormenorizada de cada familia.”  

Abundaba en la defensa de casos en los que se diesen madres o padres solteros con hijos, una pareja de jubilados con una pensión pequeña, familias con hijos discapacitados o familias numerosas e incluso mayores con cargas familiares como los hijos desempleados, merecían, señalaba Pérez Ramos, la consideración del conjunto de sus vecinos y han de contribuir al bien común en su justa medida.

Para ello afirmaba que, otros Ayuntamientos gomeros y canarios se tienen en cuenta estos criterios, incluida la reducción de la Contribución (IBI) en el porcentaje municipal que se aplica, por qué no hacerlo en un Consistorio que cuenta con un remanente líquido de tesorería de 1.500.000€.

A día de hoy, tres años después y pese a estar en el Gobierno, los vecinos de Hermigua que se encuentran en los supuestos señalados por el Teniente de Alcalde para aplicarles esta “medida de gracia”; lo cierto es que los mismos continúan pagando los mismos impuestos con idénticos descuentos que son aplicados sin diferenciación a todos los vecinos.