Buscar
19:24h. sábado, 30 de mayo de 2020

Se reserva, no obstante, su derecho a acudir a los tribunales de justicia

Miguel Ángel Peña Reyes: "La verdad siempre triunfa"

La Resolución del Comité de Competición de la Federación Tinerfeña de Fútbol determina que no hubo agresión al colegiado Sergio Llanos Gutiérrez  por parte de Miguel Angel Peña Reyes.

 

En un comunicado de Prensa remitido a este medio por Miguel Ángel Peña Reyes, entrenador de la UD Gomera, afirma, entre otras cosas que, la Resolución del Comité de Competición de la Federación Tinerfeña de Fútbol, del pasado 23 de abril, entre otros aspectos, determina lo siguiente:

"Considerando que la documentación obrante en el expediente incluidas las alegaciones de la UD Gomera y de su entrenador Don Miguel Angel Peña Reyes, así como las pruebas videográficas aportadas y teniendo en cuenta la presunción de veracidad que encierran las actas arbitrales así como los informes anexos a la misma, tal como reglamentariamente se encuentra determinado, este comité considera que lo único que no concuerda con lo redactado por el colegiado es la agresión por parte del entrenador de la UD Gomera Don Miguel Angel Peña Reyes, se comprueba claramente que la misma no la realiza el entrenador".

Por tanto, se ha dado la razón a quién la tiene, es decir, a quién no hizo nada, dejando de manifiesto quiénes y qué clase de personas son D. Sergio Llanos Gutiérrez por escribir, inventar, mentir y adulterar un documento notarial y oficial como es un acta de fútbol y posterior informe aparte, ver Artículo 157. 3, b, .- Corresponden a los árbitros las siguientes obligaciones: del Reglamento General Deportivo de la Federación Canaria de Fútbol, que dice lo siguiente: “ … Redactar de forma fiel, concisa, clara, objetiva y completa, el acta del encuentro, así como los informes ampliatorios, remitiendo, con la mayor urgencia, y por el procedimiento más rápido, una y otros, a las entidades y organismos que se expresa en el presente Reglamento. Se omitirán juicios de valor, debiendo describir exclusivamente los hechos ...”) ; y D. Víctor Ulises García Pérez, por afirmar y corroborar las mentiras del primero.

Motivado todo por un Informe Aparte plagado de calumnias, mezquindad y con muchos matices de maldad. En el que unos hechos que debían fundamentarse con datos y pruebas, como debe hacerse en este tipo de informes y procesos (tal como se expone en el presente documento), en los que debe primar la cordura y objetividad, donde la veracidad o no de los mismos, puede conllevar consecuencias negativas a terceras personas (como han querido hacer conmigo), ya que no se puede jugar con la dignidad e integridad de las personas serias y honradas. Un informe que es una perlita “en bruto”, una verdadera quimera.

Ahora bien, razonemos, y opinemos, sobre el informe aparte, si “estos encargados de impartir justicia” son capaces de “mentir” de manera tendenciosa y desproporcionada en uno de sus apartados, ¿por qué no lo harán en la totalidad del mismo? en aras de perjudicar a terceros, con la finalidad de ocultar su ineptitud, falta de cualificación, ética y respeto hacia las personas y el trabajo de éstas.

El resumen de todo esto es muy sencillo, si la U. D. Gomera y su entrenador, no llegan a disponer de una prueba videográfica, donde se demuestra claramente que todo lo expuesto en el informe era falso, la sanción sería ejemplar, ¿ o no?. Por tanto, lógicamente a estos dos señores se les debe sancionar, sancionar de manera ejemplar y así acabar con personas que por sus actos han demostrado que no deben ser admitidos en una sociedad limpia y justa, personas que sólo por su presencia ensucian un deporte digno, personas que degradan y perjudican el trabajo de los demás, personas que en la toma de decisiones adulteran una competición, porque en la toma de  una decisión en el terreno de juego te puedes equivocar, es lícito, es normal, pero en la redacción de un informe aparte jamás. Ahí hay mala fe, hay maldad. 

Ellos han pretendido, no les hemos dejado, dañar mi imagen y honorabilidad, en un acto premeditado y con altas dosis de rencor o “advocación” negativa hacia mi persona. La secuencia del vídeo, demuestra mi inocencia en las acusaciones que se vierten y por supuesto, airear las vergüenzas (si las tuvieran, de quiénes lo han elaborado) y lógicamente censurar y demostrar la falsedad e hipocresía de lo que se relata en el mismo.

He de manifestar, que personalmente no tengo quejas, ni puedo juzgar, ni verter acusaciones, ni consideraciones negativas ante el estamento arbitral, un colectivo al que incluso he pertenecido y me he sentido parte de él, ya que mi padre fue Delegado Insular en la isla de La Gomera durante muchos años (sobre los años 80 y 90), amén de que he ejercido como Informador Arbitral (dejando de manifiesto que conozco perfectamente cuáles son sus funciones) de la mano del ex-delegado insular D. Manuel Luis Méndez, ambos desarrollamos dichas funciones de manera totalmente altruista y no como sucede en estos momentos. Por tanto, no puede caber la menor duda, de mi respeto y admiración hacia la labor del colectivo, integrado por personas muy competentes, válidas y honorables, pero como se suele decir: “de todo hay en la viña del Señor”.

Animo y apoyo al resto de dicho colectivo a que sigan trabajando y repartiendo justicia por el bien de nuestro fútbol y que no se vean afectados, por este hecho lamentable y censurable a todas luces, ya que no sólo han intentado atentar, denostar y ultrajar mi dignidad, sino también a la imagen pública, justa e imparcial del Comité Tinerfeño de Árbitros de Fútbol, al que pertenecen, y a todos los miembros que lo componen.

Espero e invito a que sus Órganos Colegiados y Directivos, estudien e investiguen detenidamente el asunto en cuestión y tomen las decisiones oportunas, procediendo a SANCIONAR a dichas personas, salvaguardando la honestidad del Comité Tinerfeños de Árbitros de Fútbol y de los miembros que los conforman.

Lo que no es JUSTICIA, es que a este señor se le permita seguir dirigiendo encuentros, dónde se sobreentiende que debe impartir justicia, y me pregunto: ¿Cómo puede impartir justicia un individuo que es “mentiroso” y “capaz de adulterar” un documento tan importante como un acta o informe aparte?. Basta ya, nos quejamos y censuramos todo lo que acontece, en los últimos episodios económicos y sociales, en la sociedad española, y es que incluso, manteniendo en el arbitraje a estos personajes los estamentos deportivos contribuyen a vulnerar día a día los valores de la sociedad y del deporte, donde debe imperar el RESPETO, la EDUCACIÓN y la VERDAD. Los valores que se adquieren a través del deporte valen para la vida … Por eso es tan importante que las personas que participan sean mejores personas que deportistas (Manuel Ángel Pérez Lima, ex árbitro internacional de fútbol profesional).

Juzguen y opinen ustedes mismos. Ahora, además de a la opinión pública, le corresponde impartir justicia a los estamentos que les corresponde, que son aquellos a los que el Estado de Derecho español ha legitimado y autorizado, ya que en el ámbito jurídico deportivo la Resolución del Comité de Competición de la Federación Tinerfeña de Fútbol, es tajante y clara.

No obstante, mencionar que, he puesto en conocimiento de tales hechos al Comité Tinerfeño de Entrenadores de Fútbol, en el que me encuentro colegiado y del Gabinete Jurídico del club. No obstante, me reservo todos los derechos para actuar en mi defensa mediante la Justicia Civil.