Buscar
10:51h. Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

Museos de La Gomera: Historia entre Muros

La Isla se suma a la celebración del Internacional de estos recintos culturales por quinto año consecutivo. Curbelo cree que estos espacios aportan una visión más cercana a las tradiciones de los gomeros

Museo Etnográfico de La Gomera.-Hermigua
Museo Etnográfico de La Gomera.-Hermigua

La Gomera cuenta con una oferta museística lo suficientemente digna como para poder celebrar el Día Internacional de estos recintos culturales bajo el nombre de ‘V Foro de Los Museos’. En total, la Isla dispone del Museo Arqueológico de San Sebastián de La Gomera y el Museo Etnográfico de Hermigua, a los que se unen los centros de interpretación de la Miel de Palma en Alojera, el de Las Loceras, en El Cercado y el de Juego de Bolas en Agulo. Cada año, sólo los dos museos atraen a alrededor de diez mil personas y suponen una oferta cultural que pretende dar a conocer la Isla y sus habitantes.

Casimiro Curbelo Curbelo, presidente del Cabildo, institución que tutela estos espacios, cree que “la actividad de divulgación que realizan estos espacios añade un alto valor a la Isla, tanto para los que nos visitan como para nuestros residentes, puesto que aportan una visión más cercana de la historia y de las tradiciones de los gomeros”. Por ello, invita a la ciudadanía a visitar estos “auténticos centros culturales para ahondar en mayor profundidad sobre nuestros antepasados y contribuir a ensalzar el patrimonio cultural, etnográfico y arqueológico de La Gomera”.

El primero de ellos, conocido como Museo Arqueológico de La Gomera (MAG), ocupa parte de la Casa Echeverría en la capital gomera. En este recinto, se intenta reflejar todo lo referente al mundo de los aborígenes que vivían en la Isla antes de la llegada de los europeos. En sus salas, se puede observar diferentes elementos de aquella cultura que han sobrevivido hasta nuestros días. El MAG busca, precisamente eso, introducir al visitante en la vida de los antiguos gomeros y, para ello, se explica cómo los primeros pobladores se instalaron en la Isla, su modo de vida y cómo utilizaban los recursos naturales y su relación con el medio. Igualmente, se puede conocer más sobre sus asentamientos, organización social, política, cultura y creencias.

El Museo Etnográfico de Hermigua está ubicado en un edificio de dos alturas en el barrio de Las Hoyetas. El espacio ha sido planteado como un instrumento en el que el visitante revive las costumbres de la Isla y los comportamientos de sus habitantes, de manera que reflexionen sobre la realidad social. El objetivo es que se conozca cómo los isleños consiguieron adaptarse y sobrevivir en un medio físico muy complicado y las estrategias que desarrolló la sociedad para seguir adelante.

“Este no es un Museo donde sólo se exponen objetos, aquí cobran importancia otros aspectos, que, en conjunto, forman la cultura de la Isla. Además, se explica que la relación dialéctica del hombre con el medio es el más importante causante de la construcción del paisaje que hoy tanto nos identifica”, señalan sus responsables. En el recinto se pueden observar tradiciones ancestrales de La Gomera, entre ellas, como no podía ser menos el Silbo Gomero, la particular alfarería o la construcción de bancales sobre los riscos para dedicarlos a la agricultura.

En esta edición, la organización del Día Internacional del Museo está coordinada por el arqueólogo, Juan Carlos Hernández, quien señala que el objetivo no es otro que presentar, ante los vecinos, las actividades que se desarrollan desde estos centros a lo largo del año.

Las acciones van especialmente dirigidas a educación, conservación e investigación y, además, se ha aprovechado el Foro para contar con la muestra fotográfica de la expedición canaria en Egipto. Añade que, en realidad, lo que intentan es “poner a la gente sobre la pista de lo que ocurre en nuestros museos”.

Define el museo que dirige como “un espacio desde el que se produce cultura a través de la investigación y de los proyectos educativos. Un lugar en el que se accede al conocimiento por medio de la arqueología y se promociona la historia de la Isla”. Es consciente de que se trata de una oferta humilde que refleja una cultura como la aborigen, “en la que lo importante no son tanto los objetos como la historia que se esconde detrás de ellos”.

En el caso de los antiguos pobladores de La Gomera, las piezas que se exhiben son reflejo de una forma de vida en la que todo lo que se producía iba destinado al consumo. No había lugar para el lujo. Ello es consecuencia de que los aborígenes cuando llegaron a la Isla no pudieron desarrollar del todo su forma de vida del Norte de África, donde por ejemplo usaban metales. “Sufren una involución y vienen a un lugar en el que lo más, y en realidad casi lo único importante, es la tierra”, destaca.

La tumba TT 209

Uno de los encargados de ofrecer las charlas organizadas con motivo del Día del Museo será Miguel Ángel Molinero Polo. Desde hace varios años, el conferenciante forma parte, como director, de la expedición de la Universidad de La Laguna (ULL) que lleva a cabo excavaciones en Egipto. En concreto, trabaja en la conocida como tumba TT 209 situada en Luxor que corresponde a un alto funcionario de la época, prácticamente un ministro.

Durante la conferencia, que lleva por título, El supervisor nubio, su madre y los que entraron en la tumba después, explicará cuál es el trabajo que han desarrollado en las seis campañas, así como los descubrimientos y aportaciones históricas. En principio, identificar a la persona que está enterrada en este lugar, supone ya de por sí todo un logro. El equipo consiguió determinar su origen extranjero y, más concretamente, nubio, su participación en el gobierno de la ciudad, entonces capital religiosa de Egipto, y las ceremonias de las que fue objeto durante su enterramiento que tuvo lugar sobre el 730 antes de Cristo.


Molinero Polo indica que los primeros hallazgos les han llevado a otros nuevos, como por ejemplo, a determinar la influencia que el clima, y especialmente las lluvias, han tenido en la Antigüedad. La fecha del enterramiento coincide con la invasión por parte de los antiguos vasallos nubios que se hicieron con el poder y sometieron a sus antiguos dueños.