Buscar
08:55h. domingo, 23 de enero de 2022

Pedro Medina tilda de “trilero” al consejero de Presidencia, Juan Alonso Herrera

"Se han descubierto las trampas del “trilero” Juan Alonso, no se puede utilizar los planes de empleo como “herramienta para actuar de manera partidista, torticera y clientelar con los ciudadanos en situaciones de necesidad”,

Pedro Medina, consejero y portavoz de CC-CCN en el Cabildo de La Gomera
Pedro Medina, consejero y portavoz de CC-CCN en el Cabildo de La Gomera

Pedro Medina, consejero y portavoz de CC-CCN en el Cabildo Insular de La Gomera, acusa al Consejero de Presidencia de la Corporación Insular, Juan Alonso Herrera, con partitura conocida y previsible, de hacer de “trilero” de Casimiro Curbelo, para repartir a “dedo” los contratos de trabajo de los planes de empleo de la institución Insular en beneficio de familiares y amigos.

Señala que tras comprobar que trabajadores que cumplen requisitos más que sobrados para ser contratados se han quedado fuera, al tiempo que se ha confirmado la veracidad que los rumores que llegan por parte de parados de larga duración y de ciudadanos de La Isla, quienes manifiestan que en los planes de empleo del Cabildo “sólo trabajan los que el presidente  quiere”.

Comenta que esto es lo que le ha llevado a presentar denuncia ante la Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife para que investigue posibles irregularidades cometidas en las contrataciones de los planes de empleo del Cabildo insular mediante encomiendas a las empresas públicas Gesplan y Tragsa.

Aclara, que el grupo CC-CCN considera los planes de empleo necesarios, dada la situación de crisis que estamos atravesando, lo que no es justo, precisa Medina, es que las contrataciones se hagan olvidándose de los más necesitados y a dedo saltándose las bases establecidas para la contratación.

Se han descubierto las trampas del “trilero” Juan Alonso, no se puede utilizar los planes de empleo como “herramienta para actuar de manera partidista, torticera y clientelar con los ciudadanos en situaciones de necesidad”, sin respetar el principio de igualdad, mérito y capacidad que se requiere para empleos públicos, concluye Pedro Medina.