Buscar
01:01h. Domingo, 19 de Noviembre de 2017

Sí se puede lamenta que las obras del aulario del CEO Nereida Díaz Abreu sigan paralizadas

La construcción de tres aulas es un compromiso que suscribió la consejera de Educación y Universidades durante su visita en enero de 2016.

La asamblea local de Sí se puede en Valle Gran Rey muestra su contrariedad ante el incumplimiento continuado de la Consejería de Educación y Universidades con el Centro de Enseñanzas Obligatorias Nereida Díaz Abreu y el compromiso que se adquirió para que el centro contara con tres aulas más.

Desde la formación asamblearia se recuerda que, durante la visita de la consejera de Educación y Universidades, Soledad Monzón, en enero de 2016, se manifestó que el centro podría contar con estos equipamientos a comienzos del curso escolar 2016-2017.

“Desgraciadamente el tiempo nos ha dado la razón y nuestras dudas estaban bien fundamentadas. Y no solo no hemos podido contar con estos espacios para el comienzo del curso pasado, sino que visto lo visto, la situación se va a alargar sin fecha. Al final en vez de solucionar un problema, se han generado más”, expresa Sandra Ramos, portavoz de la asamblea local.

Sí se puede considera que, precisamente con esta obra, desde la Consejería de Educación, llevan mucho tiempo engañando y frustrando a la comunidad educativa de Valle Gran Rey, como para que problemas burocráticos sigan retrasando aún más su ejecución. “Hoy empieza el curso 2017-2018 y las obras no han comenzado”, insiste la portavoz.

Las últimas informaciones oficiales que tienen sobre estas obras es una publicación en el BOC del pasado 23 de junio donde se notifica que se acredita la imposibilidad de notificación por la que se declara la caducidad del expediente administrativo de Resolución del contrato de la obra "Ampliación del C.E.O. Nereida Díaz Abreu, Valle Gran Rey, La Gomera", y se inicia nuevo expediente de Resolución de contrato. “Es decir, burocracia, que puede ser necesaria, pero el aulario también es necesario y urgente para el alumnado de Valle Gran Rey”, indica Ramos.

Sí se puede entiende necesaria la construcción de esas aulas y que las obras, cuando se hagan, interfieran lo menos posible con el funcionamiento del centro. “También es importante la construcción de un nuevo comedor, pero visto lo visto, esperaremos más tiempo aún para que desde el gobierno de Canarias cumplan con la educación en nuestro municipio”, señala la portavoz ecosocialista.

Cabe recordar que la formación elevó al Pleno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey el pasado mes de mayo la propuesta de hacer una declaración institucional a favor del reinicio inmediato de las obras de ampliación de este centro educativo, que fue aprobada unánimemente por el pleno municipal.

“Visto lo visto, ni caso. Razón tuvo nuestro portavoz cuando en la sesión plenario dijo que, con esta obra, desde la Consejería de Educación llevan tomándole el pelo la comunidad educativa de Valle Gran Rey demasiado tiempo como para que problemas burocráticos retrasen aún más su ejecución” expresa Ramos.

“Recogemos la preocupación de muchas madres y padres de que este compromiso no se vaya a cumplir, porque todo indica precisamente eso”, insiste la portavoz, quien recuerda que “las obras tienen destinado un presupuesto cercano a los trescientos mil euros y que los trabajos tienen un plazo estipulado de 6 meses, pero a lo tonto, esos seis meses se han hecho ya unos años”.

Por parte de la asamblea local se insta al grupo de gobierno del Ayuntamiento de Valle Gran Rey a solicitar el comienzo de estas obras. “Tenemos un grupo de gobierno, que incluye a un parlamentario, y que, lejos de buscar soluciones a este grave problema, parecen estar más preocupados por celebrar eventos, inauguraciones y fiestas” concluyen desde Sí se puede.