Buscar
16:44h. sábado, 15 de mayo de 2021

una inversión superior a los 371 mil euros, a través de una subvención otorgada por la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias

Recta final para las Obras de mejora en la zona recreativa de Las Nieves

El presidente insular, Casimiro Curbelo, valora el progreso de las obras que dotan al espacio de nuevas áreas de uso público y mejoran la accesibilidad a este entorno de San Sebastián de La Gomera.
300421 Imagen del acceso a la ermita de la zona recreativa de Las Nieves

Las obras de remodelación de la zona recreativa de Las Nieves, en San Sebastián de La Gomera, entran en su última etapa de ejecución. Así lo informó, este viernes, el presidente insular, Casimiro Curbelo, quien valoró los avances de los trabajos que dotarán de mayor utilidad y accesibilidad a uno de los espacios de mayor afluencia de la isla.

Curbelo detalló que la materialización del proyecto cuenta con una inversión de 371.172,25 euros, a través de una subvención otorgada por la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias, que permite la renovación del espacio dedicado a la zona recreativa, como la conservación de la ermita. En este sentido, precisó que se incluye nuevo mobiliario urbano y paneles informativos sobre las características del entorno más próximo a este enclave. 

Una de las novedades que incorporan las actuaciones es la eliminación de las barreras arquitectónicas, de tal forma que se adaptan los accesos a la plaza que hasta ahora presentaban dificultades para las personas con problemas de movilidad, garantizando el uso de este espacio, así como el área infantil, ubicada en la parte trasera de la ermita. 


En cuanto a la dotación de nuevo mobiliario, la consejera de Obras Públicas, Cristina Ventura, precisó que se incluye la sustitución de la pérgola que cubre la zona de mesas por una de mayor dimensión, junto al cambio de los sistemas de ventilación con los que cuenta este espacio, para dar cumplimiento a la normativa vigente. 


El perímetro dedicado al mirador también se ha renovado con la instalación de una franja acristalada que sustituye parte del muro de piedra, lo que incrementa la visión hacia el Monumento Natural de El Cabrito y la Reserva Integral de Benchijigua. Mientras, la edificación de la ermita, que data del siglo XVI, ha visto renovada su cubierta, así como la instalación de drenaje exterior y la dotación de energía eléctrica.