Buscar
02:37h. Viernes, 23 de Junio de 2017

San Sebastián de La Gomera controlará el cumplimiento de las Ordenanzas Municipales

La Policia Local capitalina recordará durante una semana la obligación de mantener una conducta cívica por parte de los propietarios de animales que incumplan lo establecido en las ordenanzas municipales.Recuerdan las sanciones que pueden imponer por el incumplimiento de las mismas.

Agentes de la Policía Local de San Sebastián de La Gomera llevarán a cabo, a partir del próximo lunes, la primera campaña específica de control canino que se realiza en la capital. Una iniciativa, impulsada desde el Consistorio, con la que se pretende fomentar una conducta cívica por parte de sus propietarios.

En este sentido, cabe recordar que el Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera, a través de la Ordenanza Municipal de Tenencia y Protección de Animales, recoge las condiciones y pautas que deben seguir los propietarios de los animales haciéndolas compatible con la higiene, la salud pública y la seguridad de los vecinos de la capital.

Así, la campaña, que abarcará el conjunto del municipio y que durará una semana, incidirá especialmente en aquellas zonas en las que se han detectado mayores incidencias derivadas del escaso control sobre los animales. Todo ello, con el objetivo de combatir la molestia social que esas conductas suponen para los vecinos que residen o se mueven por esas zonas.

Desde el Ayuntamiento se recuerda a todos los propietarios la obligación de recoger las deposiciones de los animales y depositarlas de manera higiénica en los contenedores de basura o papeleras, calificando su incumplimiento como falta grave y sancionándose con multas que pueden oscilar entre 120 y 800 euros.

También esta campaña pondrá el foco en las razas potencialmente peligrosas y en la obligación que tienen sus dueños de solicitar una licencia que les permita ser propietarios y para los que el Ayuntamiento ha puesto en marcha recientemente su registro.

Finalmente, cabe señalar que la ordenanza tipifica, entre otras, como infracción leve la alimentación en la vía pública o zonas comunes de cualquier animal libre, además de circular por espacios o vías públicas sin utilizar correa o cordón resistente que permita su control.