Buscar
19:13h. Sábado, 15 de Diciembre de 2018

Una treintena de jóvenes canarios participan en una nueva edición del Campamento de Adultos de El Cedro

Adasat Reyes destaca la importancia de las jornadas como espacio idóneo para el conocimiento y concienciación medioambiental, además de ser una herramienta educativa y de ocio

Aula de la Naturaleza de El Cedro
Aula de la Naturaleza de El Cedro

El Cabildo de La Gomera ha puesto en marcha este lunes una nueva edición del Campamento de Adultos de El Cedro que cuenta con la participación de una treinta de jóvenes de las Islas. En esta ocasión, las instalaciones del Aula de la Naturaleza se convierten en escenario para el ocio y la educación, a través de talleres de animación, deportes y concienciación medioambiental en un territorio que es Reserva de la Biosfera.

Esta iniciativa, organizada desde la Consejería de Juventud, supone “una apuesta más para afianzar un proyecto que se consolida con el paso de cada edición”. Así lo afirmó el consejero del área, Adasat Reyes, quien también señaló el atractivo de la programación para que “obtengamos una notable participación ”.

En las actividades, que se prolongan hasta el 3 de agosto, destaca el objetivo de concienciación sobre la conservación de espacios naturales y la responsabilidad ante la utilización de sus recursos. A lo que se suman otras acciones como la aplicación de habilidades sociales y deportivas.

Reyes adelantó la voluntad del Cabildo de mantener esta iniciativa de cara al próximo verano y seguir apostando por una programación vinculada a los valores naturales. De esta forma, aseguró que “cumple con el doble objetivo de ser un punto de encuentro para los jóvenes y un referente formativo durante la temporada estival”.

La modalidad de adultos se pone en marcha después del paso de más de 280 jóvenes hasta los 15 años que desde el 25 de junio han formado parte de los cinco turnos participantes. Durante estas últimas cuatro semanas han participado en múltiples actividades programadas como la práctica de deportes acuáticos en Valle Gran Rey o el conocimiento de labores como la elaboración del gofio con una visita a un molino.