Buscar
15:11h. domingo, 28 de noviembre de 2021

Solo el Cielo lo sabe

Cada vez son más frecuentes las detenciones de yihadistas en territorio español, sobre todo en Ceuta, cuyo barrio de El Príncipe parece ser un hormiguero de estos carniceros asesinos, cuya ideología nada tiene que ver con la religión islámica, ni con ninguna otra. 

Los detienen cuando están ya a punto de cometer peligrosos atentados, sobre todo en Andalucía, región que se han propuesto “reconquistar”. Cuentan con la ayuda de organizaciones extremistas islámicas y, desgraciadamente, con la falta de una contundente actitud que debería tener nuestro Gobierno (a pesar de las detenciones) pues el Ministro del Interior no hace más que hablar de la fuerza que tiene España al respecto ¡Qué equivocado está!

No se da cuenta de que estos asesinos tienen una infraestructura básica en todo nuestro territorio, a saber: los musulmanes son más de dos millones en España (por supuesto no todos son como los que criticamos) más de 500.000 son españoles, y la mitad de ellos nacidos ya en España; la cosa empieza a cambiar.

Pero es que además, la infraestructura a que se hace referencia, consiste, tomen nota, en que hay más de ¡1.200 mezquitas musulmanas! en nuestro País, y, diciendo lo mismo que de las personas, no todas dan abrigo al yihadista declarado, pero, no olvidemos que hay unos doce imanes presos en nuestras cárceles, y no creo que haya sido por ejercer y difundir estrictamente su credo.

Por lo tanto, la base de apoyo a los radicales existe, aunque sean pocas las que comulguen, o protejan al terror. La Comunidad que más mezquitas tiene es Cataluña con unas 250, seguida de Andalucía con 180, en Madrid, unas 110…y no se libra ninguna Comunidad; aquí en Canarias existen unas diez mezquitas y, recientemente, el Ayuntamiento de Las Palmas con la aprobación de la Junta de Gobierno, ha cedido gratuitamente a la Liga de la Comunidad Islámica un solar para la construcción de otra mezquita y de un Centro Islámico, de acuerdo a una demanda que venían efectuando desde hacía años, debido a que la actual se les ha quedado pequeña debido al crecimiento de una población musulmana donde, cada vez, hay más de todo; gente seria, y yihadistas que se apoyan allá donde puedan.

Están pidiendo dinero a los fieles para hacer posible el proyecto, pero no tienen suficiente y han recurrido a Arabia Saudita en busca de fondos. Incluso existe un Centro Islámico Canario fundado por españoles que un día abrazaron el Islam. Tanto en Canarias como en el resto del País, existen locales donde ejercen sus funciones islámicas sin estar dados de alta, es decir, de forma clandestina; ya me dirán ustedes ¿Puede creer alguien que se den estas situaciones descritas, pero a la inversa, en algún país árabe?

No paran de repetir algunos islamistas que quieren “reconquistar” Andalucía, y se están moviendo al respecto. Nos encontramos ante una amenaza yihadista en toda regla, a pesar de la confianza que tiene nuestro Gobierno en lo contrario, por no saber hasta dónde son capaces de llegar estos asesinos. Sólo el Cielo lo sabe.-