Buscar
12:27h. martes, 07 de diciembre de 2021

Tribunales ineficientes

"El que pretenda desecar una charca, no puede contar con la ayuda de las ranas"

Todos sabemos del gran despilfarro que han llevado a cabo las Autonomías, pero nunca sabremos hasta qué punto. Un vergonzoso ejemplo es el que supone la creación de los Tribunales Autonómicos de la Competencia.  Han llegado a ser doce. Resulta difícil creerlo, pero en diez años, han supuesto un coste de unos 60 millones de euros, han recaudado menos de 6 millones, tras la imposición de menos de 60 sanciones. Mayor ineficiencia, imposible, ni mayor despilfarro, tampoco.

Muchas de ellas están regidas por gente de la política (hay estudios que confirman el aumento de la corrupción en empresas dirigidas por políticos, o gente que venga de esa actividad; aunque ya sabíamos que, en España, el barniz político imprime ese carácter) El costo se va en altos sueldos, coches oficiales,  lujos, privilegios y las bagatelas de siempre.

Pero el asunto es mucho más grave de lo que parece; el sentido común haría pensar a cualquiera que esos tribunales autonómicos son los únicos organismos que existen en España para el control de la competencia, pero ¡qué va! de eso nada. Resulta que desde hace más de medio siglo existe la Comisión Nacional de la Competencia (que ha tenido diversos nombres desde sus primeros pasos en 1.953) que, dependiendo del Estado Central, vigila por el estricto cumplimiento de lo que no vigilan los Tribunales Autonómicos.

Diferencia: ¡sólo en el año 2.012, la Comisión Nacional de la Competencia, ha puesto sanciones por valor de  casi 250 millones de euros!  ¡Un sólo Organismo centralizado, eficiente, frente a doce Tribunales Autonómicos Ineficientes y Despilfarradores! Por esta, y otras razones, el Foro de la Sociedad Civil, ha pedido que se supriman las autonomías.  Ignacio Camuñas, su Presidente, manifestó: ”nadie se ha atrevido a levantar esta bandera” (yo personalmente, y con toda modestia, hace años que vengo esperando que alguien izara esa bandera, o la tarjeta roja, me da igual) El porcentaje de españoles que desea esta supresión, ronda ya el 40%.

Este Foro está formado por catedráticos, economistas, letrados, embajadores, científicos, profesores, todos con dilatada trayectoria profesional; nació a principios  de 2.011, en plena crisis económica y debido al descrédito de la clase política, con el objetivo de impulsar iniciativas ciudadanas, sanear las prácticas políticas y, miren por dónde, ¡fomentar la competitividad! a lo que añade ahora la supresión de las autonomías.

También manifestó el Presidente, que el Estado de las Autonomías es un intento fallido, y que, entre otras razones, se tuvo la intención de satisfacer a los nacionalistas catalanes y vascos, que así lo han agradecido después.

Está claro que para la regeneración necesaria que desea llevar a cabo  este Foro, no se podrá contar con la colaboración de los políticos; hay una elocuente frase que encabeza uno de los manifiestos de este Organismo: el que pretenda desecar una charca, no puede contar con la ayuda de las ranas.-