Buscar
16:13h. miércoles, 27 de mayo de 2020

La voracidad recaudatoria de Pedro “cum fraude” y Marisú “farruquita” Montero:el expolio.

Que el gobierno de la nación no merece ninguna credibilidad, es algo que el propio Pedro Sánchez se encarga de corroborar desde el inicio de su carrera política, y todos los días. Una trayectoria de mentiras, jalonada además de la peor de las traiciones a la nación. 

Tiene narices que el iniciador de todas estas felonías, el inefable Zapatero, haya dicho en Fuenlabrada,en la presentación de la iniciativa Plataforma de Hombres Feministas, que “toda persona que ame a España, diversa, moderna y ambiciosa debe apoyar ese diálogo de buena fé”.

Lo primero, que se le ocurre a uno cuando se acerca a este personaje,-recuerden (“ista, ista, ista, Zapatero feminista”)-,es ver la enorme e infinita capacidad de hacer el ridículo de este ser nefasto. Cree el ladrón que todos son de su condición, dice el refrán, y así es en el caso de este muy ignorante, muy miserable y muy caradura personaje.

Zapatero que llegó a a la Secretaría General del PSOE, siendo conocido por “Bambi”, cree que aún debemos de considerarle un personaje colmado de bondad y buena fe, cuando los hechos han demostrado justamente lo contrario. El papel que ha desempeñado en España durante su presidencia, no sólo ha sido nefando y muy negativo, sino que, además de llegar a la presidencia de la mano del peor atentado terrorista ocurrido en España; además de abrir la caja de los truenos permitiendo una infumable Reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña;además de negociar con el terrorismo, después de firmar con una mano junto al PP el pacto antiterrorista y con la otra arrodillar al Estado de Derecho ante el terror, pidiendo al Congreso que se le autorizase a negociar con los asesinos y sus cómplices. Autorización que se le dió por parte de casi todos, es decir, los partidos que han estado en el golpe de estado

de octubre de 2017, y además alguno que no ha estado, como es el caso de Coalición Canaria, y por último y no es poco, dejar a las instituciones a los pies de los caballos y de meternos en una crisis de cuidado y arruinar España.

Y ahora se permite dar consejos sobre la España que queda y que en buena parte nos dejó, e intentar terminar de esquilmar a la ya depauperada Venezuela, cosa que ha hecho anteriormente a través de su embajador Raúl Morodo y Cia. Siempre dije que este tiparraco además de un ser profundamente ignorante e indocumentado, es un ser malvado.

Que no les engañen sus poses, y su aparente bondad. Se puede ser un indigente intelectual y hacer mucho daño inconscientemente,y se puede ser ignorante y además muy malvado, y este es el caso. Pero ha dejado hecha su obra, y además la completó un cobarde llamado Mariano Rajoy Brey quien no derogó ni una sola de las leyes que aprobó su antecesor. Y esa obra de derribo y demolición de España como nación, tiene unos continuadores en el gobierno social-comunista actual, donde esa pareja de baile maldita compuesta por Pedro “Cum Fraude” y Pablenin Iglesias, continúan arrebatando los despojos de un proyecto fracasado y esto si que es grave, de la primera nación- estado del mundo, como ha sido España desde los Reyes Católicos.

Sinceramente creo que la mayor parte de los ciudadanos no se han percatado de la gravedad de la situación actual. Quizá porque están demasiado narcotizados por la televisión basura o quizá porque creen a la prensa basura, que un día sí y otro también doran la píldora a un poder extremadamente miserable y mezquino en valores. 

Y es en este gobierno de la ignominia donde encontramos, al igual que en el de Zapatero, a una colección de probados ineptos a la altura de su presidente. Entre tanto inepto y traidor como son Sánchez e Iglesias, los hay sobradamente descalificados no sólo ya en el plano intelectual, sino también desde el plano de la gestión, que es a la postre lo que se le pide a un gobernante. 

Es probable que nos causen gracia, y sean motivo de chascarrillo y viñeta, las “cantinfladas” de Carmen Calvo,Isabel Celaá, o María Jesús Montero, por ejemplo, pero cuando sabes que con las cosas de comer no se juega, ya no te hace tanta gracia que jueguen con la educación de tus hijos o que los intenten adoctrinar en la escuela pagada por todos, o al menos por todos los que trabajamos y todos los que consumimos, que somos quienes sostenemos eso que unos han nombrado el estado del bienestar.

Un proyecto socialdemócrata fracasado que no resiste la mas mínima auditoría y que se basa en que la comodidad de aquellos que pudiendo trabajar, no lo hacen, porque para ellos ese bienestar se traduce en estar a la comodidad de su salón o de su cama viendo telebasura, mientras otros nos levantamos de madrugada, para darles de comer a nuestras familias y a las de ellos. En otras palabras: su bienestar se realiza a costa de que otros trabajemos y paguemos por ellos y por nosotros. 

En la historia de las primeras comunidades cristianas sobresale la figura de Saulo o Pablo de Tarso, San Pablo. En esas primeras comunidades cristianas se practicaba la caridad, y el amor al prójimo conforme a las enseñanzas de Jesucristo, y en consecuencia, se acogió a gente en el seno de ellas que pasaban por situaciones de extrema necesidad, y se hizo esto por amor, por ese mismo amor, que como se lee en la primera epístola de San Pablo a los Corintios, “es paciente, afable; no presume ni se engríe, no es maleducado ni egoísta; no se irrita; no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad...” Pues bien, ese mismo San Pablo que acoge con amor paciente a los desahuciados se da cuenta que muchos de estos se acomodan, se mal acostumbran a vivir de la caridad ajena, lo que hoy los progres y acomplejados llaman solidaridad, y entonces ese mismo San Pablo dice en la segunda epístola a los Tesalonicenses: 

“Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma”.Así de fácil, así de contundente, porque previamente advierte que él no ha venido allí para vivir gratis, sino que ha trabajado para dar ejemplo, pero hay gente que no hace nada,lleva una vida desordenada y se entromete en las vidas ajenas. Sigue siendo un ejemplo para la vida actual, y deberían tomar nota algunos gobernantes y gobernados. 

Y cuando hablamos de trabajar, comer y pagar por ello, pues nos encontramos que la gestora encargada de manejar nuestro dinero, es una médico ex-consejera de Sanidad y Consumo, que es sucedida por ella misma en la Consejería de Salud y Bienestar Social de la “Unta de Andalucia”, ello durante el periodo comprendido desde abril de 2004 a septiembre de 2013, y con posterioridad Consejera de Hacienda y Administraciones Públicas de la misma Junta que habían presidido Chávez y Griñán. El resultado de su gestión sanitaria y de su gestión financiera y tributaria en Andalucía es pavoroso, pero como para cada inepta, hay un inepto que la rescate, allí fue Sánchez después de la moción de censura a traernos esta joya a mayor gloria de Andalucía y de España. 

Alguno de ustedes me puede explicar ¿Qué formación jurídico-tributaria, puede tener una médico que no ejerció como tal, sino en la administración hospitalaria primero y en la gestión sanitaria y de salud después? La respuesta es la misma formación que puede tener otro médico que apenas ha ejercido y que ha sido Presidente del Gobierno de Canarias y es el actual Vicepresidente:ninguna.

Y no es respuesta ociosa, porque hay materias en las que una buena formación especializada es clave en el éxito de la gestión, pero aún no siéndolo, (porque te rodeas de muy buenos funcionarios), tienes que saber de que te están hablando estos, y no oír campanas, que te suenan o no. Campanas lejanas.

A María Jesús Montero, la llaman “Farruquita”. Ignoro el verdadero motivo por el que la llama así Federico Jímenez Losantos, pero intuyo que porque se dio a la fuga de la Junta de Andalucía, o bien por lo chulita, prepotente y enteradita que ha demostrado ser ya que como suele decirse la ignorancia es atrevida.

Marisú “Farruquita” es además ministra “portacoz” como solía decir mi buen y difunto amigo Fernando Vaquero, para referirse a esos portavoces que maltratan el idioma, dándoles coces. Pero no es su acento andaluz, lo que nos hace reír. Yo no me río de ningún acento porque todos son respetables y porque tampoco me gusta que se rían o mal imiten el mío.

Lo que nos causa risa, por no llorar, es escuchar todos los días a una analfabeta funcional diciendo disparates, uno tras otro y que ¡encima cobre por ello! 

Pues esa es Marisú, pero esto ya no es mencionarla por su nombre en familia, sino que cuando habla como Ministra de Hacienda ya habla para las familias. Porque somos las familias trabajadoras las que le pagamos el sueldo a ella y a sus compañeros de gabinete e incluso a su jefe. Por eso, porque pagamos es por lo que podemos exigir. Y a un ministro o ministra de hacienda hay que exigirle exactitud,seriedad y rigor, además de honradez, intelectual y de la otra. 

“Farruquita” de la mano de su no menos chulito y prepotente jefe ha emprendido una cruzada contra las comunidades autónomas, que como Madrid, están haciendo las cosas bien desde el punto de vista financiero y tributario. Y esto no es una opinión, son cifras y datos. Son hechos que durante el último decenio la Comunidad de Madrid ha crecido más que ninguna, ha creado mas empleo que ninguna otra, y ha bajado los impuestos como ninguna lo ha hecho.

Y eso le viene mal a unos sectarios como Pedro y Marisú, que lo que quieren es expoliar a impuestos como lo han hecho en Andalucía y gastar sin control alguno como se ha dilapidado el dinero de los parados y de los cursos de formación para el empleo en esa comunidad y donde los ciudadanos se han puesto en pie de guerra contra un impuesto confiscatorio y objetivamente injusto como es el impuesto de sucesiones y donaciones.

Es injusto que la propiedad de los bienes inmuebles, muebles, y los ahorros que ya están suficientemente gravados en vida del causante, se les grave después cuando decide transmitirlos en vida o “mortis causa”. Sucesiones y donaciones es un impuesto cedido por el Estado a las Comunidades Autónomas dentro de lo que es el bloque de financiación de estas. 

Y aquí, es donde entra la intromisión e injerencia del Estado en la financiación de estas, que no es que esté mal, es que la competencia legislativa en materia tributaria es siempre del Estado, salvo que el impuesto sea supranacional, como es el caso del IVA, que en Canarias no se aplica, por estar un tributo propio como es el IGIC. Marisú ha hablado de que Madrid, y otras como Andalucía ahora, practican un “dumping fiscal”, cuando dentro de sus competencias reducen la carga fiscal sobre las familias, poniendo tipos de gravamen muy reducidos en las sucesiones y donaciones que se producen de padres a hijos o nietos como descendientes directos o de hijos a padres y abuelos como ascendientes directos.

En otras palabras, la ministra dice que si la Comunidad Autónoma tiene un tipo cero, le favorece a la hora de que determinados ciudadanos se trasladen allí o cambien su residencia, por tener un tratamiento fiscal más favorable. Y eso es cierto, pero solo media verdad, ósea la peor mentira. Y ello es así por las siguientes y mas variadas razones: 

Sí existen diecisiete “fronteras” autonómicas es porque la Constitución lo permite. Y lo permite con un Titulo Octavo y lo permite con los Estatutos de Autonomía que se han dictado a su amparo.Lo permite con los tributos propios del estado, y con los tributos cedidos por este último a las Comunidades Autónomas. Pero, para Marisú Montero el Estatuto de Autonomía de Andalucía era bueno cuando ella formaba parte del gobierno de la “Unta” y sableaba fiscalmente a los Andaluces para gastarlo en Angello ́s y coca, y es malo, ahora que no gobierna ni Chávez, ni Griñan, ni Susi. Lo mismo ocurre con Madrid, y detrás de ese intento burdo, de una analfabeta funcional en materia fiscal, no está sino el hacerle la guerra a los que no son de su misma cuerda ideológica.

Todo ello, con el beneplácito de Pedro “Cum Fraude”, quien como buen socialista su gobierno se está caracterizando por más impuestos, más gasto público,(sobre todo en subvenciones y transferencias a los afines), más desempleo, más corrupción, más prohibiciones, más intervencionismo, más clientelísmo político, más amiguismo, y mas golpismo. Y esto no es opinión, son hechos probados. 

Porque, a ver: Del trato privilegiado en materia fiscal, también contemplado en la Constitución a Vascongadas y su famoso cupo vasco, a la Comunidad Foral de Navarra, a Cataluña, de ese no hablamos, ¿no es así? Y no es así porque en Vascongadas no gobiernan, pero Sánchez necesita sus votos. En Navarra cogobiernan los socialistas con el apoyo de la patulea pro y prototerrorista abertzale y han impedido que gobierne la coalición mas votada, Navarra Suma y en Cataluña tampoco gobiernan pero necesitan los votos de los golpistas de ERC y el partido de Torra y 
Puigdemont. 

Hay que tener mucha caradura, mucha mala leche y muy poca ética para aplicar la ley del embudo: Ancho para golpistas y terroristas y estrecho para los leales al Constitucionalismo. La cosa es así de sencilla. O somos todos iguales ante la Ley, o no lo somos, y va a ser más bien lo último, porque si lo somos todos y cada uno de los españoles pagarían los mismos impuestos en cualquier lugar de España, a igualdad de bases imponibles y tipos de gravamen.

No puede ser que unos paguen mas que otros en función del territorio donde se vive. Se privilegie a unos mas que a otros, incluso en Canarias y con lo que queda de su REF, cuyos orígenes se sitúan ya en los Reyes Católicos. Pero no es de recibo, que un pensionista cobre más en Cataluña que en Canarias porque la Generalidad complemente la pensión del INSS o la no contributiva con una propia que busca votos y estómagos agradecidos. No puede ser que existan privilegios fiscales, eso que Marisú llama sin saber de lo que habla “dumping fiscal”, porque si existen “paraisos fiscales”,(por cierto, muy mala traducción de Tax Haven, puerto fiscal, por Tax Heaven, paraíso fiscal); si existen esos paraísos fiscales, es porque hay auténticos infiernos fiscales aún dentro de España.

Y el infierno fiscal es Sánchez y su banda aunque no sean del mismo partido, pero están embarcados en el mismo proyecto: La demolición de una nación entre libres e iguales, algo que les causa pavor cuando la terca realidad demuestra que España está compuesta de diecisiete taifas y algunas que están por venir, y que ni siquiera en Cataluña, Vascongadas, Valencia, Baleares y Galicia está garantizada la igualdad de todos, y eso porque allí los padres no pueden escolarizar libremente a sus hijos en la lengua común, que según la Constitución, todos tienen el derecho de conocerla y el deber de usarla. Pero aquí derechos, obligaciones y deberes se aplican de distinta manera a personas con iguales derechos. Al menos iguales sobre el papel. El PSOE, Sánchez y su banda son a la igualdad y libertad de los españoles lo que Fernando VII, “El Deseado” fue a la Constitución Liberal de Cádiz, ósea incompatibles. 

Y Sánchez, como Fernando VII, pendientes como estaba uno y está el otro del espejo, se visten despacio porque tienen prisa. Son liberticidas, enemigos de la libertad e igualdad de todos los españoles, entre otras cosas, porque le importaban e importamos una higa al Rey y al otro.

Sólo se preocupan de sus personas y eso sí, libres de hacer lo que les de la gana, con quien les de la gana y a la manera que a ellos mas convenga. No se puede ser más déspota, más felón, mas miserable y tener menos inteligencia emocional y de las otras. Por eso, Sánchez al igual que Zapatero, se rodea de inútiles como las dos Monteros que se ponen el mundo por montera, la analfabeta de Farruquita, e Irene, Marquesa de Galapagar, “mujer de”; también de Celaá, de Carmen “Cantinflas” Calvo y de los restantes veintidós.

Una caterva de aduladores como en la Corte de Fernando VII, que dice la canción que usaba pantalón, sólo que en la corte de Sánchez, no se sabe quien lleva los pantalones, si los lleva él, Begoña, Irene Montero, Pablenin el macho alfa, Torra, Junqueras, Carmen Calvo, todos o ninguno.

El galimatías de este gobierno Frankenstein estaba garantizado desde su inicio, y lo sigue demostrando todos los días, sin ir mas allá, en el día de ayer hubo “movida” con la “Ley de Libertad Sexual” de la ministra Montero, no Marisú, sino la “mujer de”. 

Ayer se vio a las claras tanta idiocia, tanta ineptitud, y tanta ignorancia y arrogancia en asumir competencias por una partida de ignorantes e incompetentes peligrosos. Tan peligrosos como el mismísimo Zapatero, Sánchez, Iglesias, la mujer de Iglesias, “Farruquita” Montero, Celaá, y toda la patulea social-comunista y golpista que nos gobierna, o mal gobierna. Y nos esperan muchos mas días de gloria, porque la libertad y la igualdad de todos estará amenazada mientras en España, cualquiera pueda ser Presidente como le dijo Zapatero a su Sonsoles.

Viendo quien ha llegado a presidente y ministro del gobierno de España; existiendo, como existe, ese Titulo VIII, existirán Españoles que desean ser libres e iguales en impuestos y en otros derechos y obligaciones donde quiera que vivan y españoles liberticidas por derecho de sufragio activo y pasivo.