Buscar
11:10h. lunes, 06 de diciembre de 2021

El arte de criticar algo públicamente en La Gomera

ralf1

Criticar si se critica mucho en La Gomera, pero muy poco en público y muy poco se dice a la cara.

A veces me da vergüenza y me siento un poco mal cuando critico a nuestros políticos. Creo que es porque en La Gomera  criticar algo públicamente  no siempre te da buena reputación. Muchos te miran como si hubieras ensuciado la propia casa y si eres extranjero, peor todavía. Quizás se sienten culpable por no oponerse también a estas cosas que a ellos tampoco les gustan, que “siempre han sido así y que nadie va a cambiar nunca”. Pero la vida es cambio permanente y  la crítica es la savia de la democracia. Sin vigilancia, reflexiones y correcciones no hay ningún desarrollo sano. La crítica constructiva y la autocrítica son las herramientas claves para aprender del pasado y construir el futuro. 

Yo creo que dar su opinión es el derecho y el deber de cada ciudadano. Y los políticos deberían agradecer estas informaciones valiosas en vez de suprimir la libre opinión. Del gran Rey David cuenta la historia que se vistió a menudo como campesino para saber lo que pensaba la gente y así mejoraba su reino. 

Criticar si se critica mucho en La Gomera, pero muy poco en público y muy poco se dice a la cara. Yo sé que esto es fruto de la historia del caciquismo y de la dictadura de Franco. ¿Y ahora vivimos en una democracia o tenemos  una dictadura del PSOE durante los últimos 30 años?
Me crie en la parte comunista de Alemania, tuve que vivir con los resultados catastróficos de esta mentira colectiva y vi también la caída inesperada del muro de Berlín. Sí se puede cambiar las cosas. Entiendo y respeto el miedo de los gomeros a opinar libremente. Pero creo que es vergonzoso para una democracia moderna. La democracia no viene regalada, sino  necesita mucha enseñanza y tiempo para aprenderse. 

Criticar ni  es malo ni es bueno, simplemente es necesario. No hacerlo ante lo que pensamos que está mal, es una mentira silenciosa. Empecemos a agradecer la crítica del otro y darle las gracias a quien nos critica. La crítica nos ayuda a crecer. Motivamos sobre todos los niños y los jóvenes a expresarse libremente en vez de subordinarse a los padres y a los profesores. El respeto y el agradecimiento se basan en el entendimiento y en la voluntad, no en la obediencia ciega.
La crítica constructiva no es falta de respeto sino todo el contrario, es el intento de dar lo mejor para el avance de nuestra sociedad: La HONESTIDAD

Empecemos  el año nuevo con más honestidad y con respeto por la opinión individual.
“La libertad siempre será la libertad para aquellos que piensan de otra forma.”
Libre opinión de Ralf Zinke (militante de Sí se Puede)