Buscar
20:14h. Miércoles, 29 de Marzo de 2017

Carta a mi hija (por Guacimara Navarro)

Guacimara Navarro
Guacimara Navarro

"Hay algo muy bonito que sucederá y es que nacerás en la isla de La Gomera, aunque eso no te va a librar de los condicionantes de ser mujer, quizá todo lo contrario"…

La Gomera, marzo de 2017

Querida hija: Aún no has nacido, pero quiero escribirte esta carta antes de que llegues al mundo, y lo hago ahora porque este es un mes muy especial para todas las mujeres como Tú y como Yo.

Has elegido ser mujer y ojalá no tuviese que advertirte que esa elección conlleva un esfuerzo extra en este loco mundo al que vas a llegar. Al principio no te darás cuenta, pero poco a poco el entorno se va a encargar de recordarte que tu género condicionará tu forma de vestir, de pensar, de amar, de trabajar…

Hay algo muy bonito que sucederá y es que nacerás en la isla de La Gomera, aunque eso no te va a librar de los condicionantes de ser mujer, quizá todo lo contrario… en tu isla, la mía y la de otras muchas mujeres, se castiga el trabajo y el esfuerzo, condenándonos a no poder elegir en qué trabajar ni cómo educar ni cómo crecer y casi en qué y cómo poder hablar o pensar, porque todo gira en torno a las decisiones de unos pocos.

Pero así como elegiste ser mujer y así como elegiste nacer en La Gomera (dos grandes elecciones), escogiste llegar en un momento nuevo para ambas cosas y tu madre ya se siente orgullosa de Ti por eso. Porque este momento hará que todas las mujeres que trabajemos juntas o separadas, teniendo hijos e hijas o sin tenerlos, viviendo en el campo o en la ciudad… podamos cambiar nuestra realidad.

Yo creo en Ti y creo en todas las mujeres gomeras que trabajan cada día, y si hay algo que me ayuda a seguir trabajando también es precisamente eso: pensar que el trabajo femenino es la gasolina de este tiempo nuevo del que te hablo.

Ya termino esta carta diciéndote que en tu casa, en Chipude, te estamos esperando tus dos hermanos, papá y Yo para trabajar juntos por una isla y un mundo mejor en el que puedas seguir eligiendo todo lo que quieras ser. Quedo a la espera del momento en que elijas nacer… Te quiero hija