Buscar
06:44h. jueves, 13 de agosto de 2020
"Es alucinante ver como en vez de estar luchando todos contra el bicho lo que muchos hacen es crear confrontación en nombre de la bandera, como si ellos tuvieran en exclusividad su patente"

En mi cita quincenal con los lectores de Gomera Actualidad hoy mi escrito va sobre el tema que nos ocupa y preocupa, aunque para no faltar a la verdad a unos nos preocupa más que a otros.

Hace tiempo había una serie en la tele que se titulaba "Amar en tiempos revueltos"
Mi escrito lo he titulado "Los amigos en tiempos del Coronavirus"

Es alucinante ver como en vez de estar luchando todos contra el bicho lo que muchos hacen es crear confrontación en nombre de la bandera, como si ellos tuvieran en exclusividad su patente.
Si tanto aman la bandera que lo demuestren con hechos...Bueno en realidad ya están demostrando todo lo que les da de sí su mente privilegiada.

Retomando el hilo, cuando pensábamos que esta pandemia nos iba a unir, nos iba a hacer más solidarios etc. Veo con estupefacción que esta sacando lo peor de las personas, odio, rencor, soberbia, cero empatía, insultos, descalificaciones, bulos, etc.

Los abanderados la mayoría de misa diaria y golpes de pecho son los que temiendo perder sus privilegios, pretenden pisar a los más desfavorecidos.

¿Donde se ha visto que un desarrapado tenga derecho a tener una vida digna cuando lo que tienen que hacer es que conformarse con las migajas que los abanderados con su caridad cristiana les deja en el suelo para que las recojan y estarles eternamente agradecidos por ello?

Pues esto y muchas más cosas están aflorando con el bicho.

Con los "amigos" pasa más de lo mismo, o piensas igual o no te quieren para jugar en el recreo.
Ahora más que nunca se sabe quién lo es, queda muy guay decir "Queda prohibido perder la amistad a causa de la política o por pensar diferente" 
Como pasa con todo, uno es predicar y otro es dar trigo. 
Hace tiempo catalogue a los amigos de esta manera:

Los amigos (voy a usar el género masculino, pero me refiero a amigos y amigas en general)
Utilizamos la palabra amigos con mucha frecuencia pero, ¿quién son los amigos?

Pienso que la mayoría no tenemos amigos, tenemos conocidos, la palabra amigo a muchos de los que así consideramos les viene muy grande.
Después de ver cómo actúan ya se pueden seleccionar y añadir a compartimentos

Tanto en la vida real como en la virtual todos tenemos:
Favoritos o Mejores Amigos
Conocidos
Acceso Restringido
Los peculiares

Para mí los Favoritos o Mejores amigos, son esas personas que se interesan por una, bien sea personalmente, por Facebook, Messenger o  WhatsApp.
Si me ven contenta se alegran y si me ven de bajón me animan.

Con ellos puedo decir lo que siento y hablar de cualquier tema porque aunque quizás no estemos de acuerdo en todo, nos respetamos y nos aceptamos  tal cual somos, sin imponer nuestra última palabra como si fuera infalible. 

No juzgan ni pretenden que cambie mi manera de ser, como yo tampoco lo hago con ellos.
No hace falta que estén todo el día pendiente de mí, con tenerlos a mano sin yo pedírselo cuando necesito una palabra o un gesto, me vale. Si ellos a mí me consideran su amiga de verdad van a saber sin yo decirle como me encuentro. 

Para mí los conocidos son aquellos con los que puedo mantener una relación correcta pero sin profundizar en ningún tema importante, sé que a ellos no les importa nada que no sea criticar y prejuzgar la vida de los demás, pienso que esas personas se sienten frustradas y les encantaría vivir la vida como la viven esas personas a las que critican  pero les falta valentía para hacerlo y eso les pone de mala uva. De esas personas cuanta más distancia mejor, como en vez de sumar restan pues solo un correcto hola,  adiós y poco más.

Para mí el Acceso restringido es donde sitúo el contenedor de basura y ahí van los intolerantes, los que  odian al diferente sea cual sea su diversidad, los homófobos,  los racistas,  los maltratadores de personas y de animales, los hipócritas, los falsos, los bocachanclas y los bien queda.

Para mí los peculiares son esas personas que no sabes por donde van a salir, ellos tienen sus códigos, a veces me desconciertan, otras me hacen reír, otras me cabrean pero nunca me dejan indiferente, porque te dicen lo que sienten a la cara y sin filtros; eso me gusta los considero importantes en mi vida, procuro conservarlos como esos animales en peligro de extinción. Son de un valor incalculable y me gustaría tenerlos siempre cerca de mí, los considero mejores amigos  

Una vez escuche decir, “Las personas esperan que nosotros les tratemos como a ellos les gustaría ser tratados” Y es muy cierto, lo que nos hace a veces sentirnos mal es que esperamos de los demás lo que nosotros damos, pero cada uno tiene su ritmo y sus prioridades, o tiene otra forma de demostrar que les importamos, o no les importamos para nada.

Lo mejor es no esperar nada de nadie y contar solo con uno mismo, así no se llevan decepciones.
Quien se preocupa de ti te lo demostrará de mil maneras, a quien no le importas nada…pasará de ti olímpicamente. 

Yo me considero afortunada, amigos tengo pocos pero son de calidad suprema y eso no se paga con dinero.
Retomando el escrito de hoy, con el bicho pienso que mi número de amigos, si antes no eran muchos, ahora se han reducido notablemente, unos por su decisión y otros por la mía pero me alegro que así sea ya que siempre digo que prefiero calidad a cantidad.

Para saber quienes son tus amigos de verdad solo basta con comprobar quién se queda a tu lado en los peores momentos aunque no pensemos igual, a eso le llamo diversidad de pensamiento y mira por donde el Coronavirus si tenía alguna duda me lo deja claro y cristalino.

 Aunque a estas alturas de mi vida hace mucho tiempo que lo tengo muy claro, con el bicho y los efectos colaterales lo tengo más aun.