Buscar
10:39h. lunes, 03 de agosto de 2020
Carta a sus Majestades los Reyes de Oriente y en su defecto a sus representantes Políticos, que no son Magos pero si se lo proponen pueden hacer Magia...

En mi cita quincenal con los lectores de Gomera Actualidad hoy quiero hablar del año que se fue y del nuevo recién estrenado.

Del año 2019 tengo recuerdos, vivencias y emociones muy especiales, también cosas para ¿olvidar?
Lo pongo en interrogación porque pienso que nada, sea malo o bueno se olvida pero al menos lo malo ocupará un hueco muy pequeño en mi cerebro, no merece la pena ni quiero darle más espacio.

Con las acciones o hechos que se reciben, ocurre como con la vajilla o una figura preciosa que tienes aprecio y gratuitamente te la rompen; aunque te pidan disculpas el mal está hecho y los trozos rotos ya no hay quien los arregle.
Como he leído en algún sitio; después de la primera mentira toda verdad se convierte en duda; pues lo mismo sucede con las personas, una vez el mal hecho no hay arreglo que valga…finiquitado...

En el 2019 conocí personas maravillosas y mantengo amistad con otras personas que ya conocí con anterioridad a las que no quiero perder porque me aportan mucho y les tengo mucho cariño.
Haciendo un pequeño anuario de lo bueno os diré que en el 2019 comencé a escribir mi columna en este periódico gracias a que su Director Jose Andrés Medina confió en mí, aquí escribo con toda la libertad, siempre respetando las reglas de la educación sin faltar a nadie.

También mi hijo y yo comenzamos a los talleres de teatro en Corvera, tanto el Gerente de Cultura Adolfo Camilo Díaz como los compañeros y compañeras de teatro nos han acogido con los brazos abiertos. A decir verdad yo quise apuntar a mi hijo al teatro porque lo encuentro muy necesario para interactuar con los demás y perder timidez, pero Camilo también quiso que yo entrase a formar parte de los teatreros y aunque solo sea por reforzar a Tono ahí estamos los dos.

En septiembre nos nombraron a Tono y a mí Corveranos ejemplares, todo un orgullo y muy agradecidos por la distinción que recibimos junto a los demás galardonados, de manos del Alcalde Iván Fernández en un acto muy emotivo que presentaron Adolfo Camilo y su mujer María Díaz en el teatro El Llar de Corvera.
La TPA (Canal de televisión público que emite en el Principado de Asturias) nos grabó varias veces para su programa, con motivo de lo que pretendemos para el futuro de Tono cuando su padre y yo ya no estemos…Que pueda quedar en su casa y en su entorno donde es conocido desde pequeño, pasando a ser vivienda tutelada y compartida con otros chicos en su misma situación...

El periódico La Nueva España y el periódico el Comercio también nos hicieron entrevistas por el mismo motivo.
Paula Romero que presenta y dirige el programa La Caja de Pandora (antes solo en Canarias pero ahora ya a nivel mundial desde La Diez Capital Radio) “Por los Derechos e Igualdad de las Personas con Discapacidad” también me hizo más de una entrevista por el mismo tema.

Tampoco me quiero olvidar de La Escuela de Música de Corvera y de todos sus profesores, donde Tono va a clase de percusión con su profesor Juan Jose Díaz Guerrero, con el que tiene una gran conexión y disfruta tanto de la música.
Al igual que a los monitores y personal de las Piscinas de Corvera donde durante 32 años Tono acudió a cursillos y fue fiel a los open de natación que se celebran anualmente en Septiembre.

La verdad que estos momentos y estas personas son los que merecen que ocupen mi tiempo y mi espacio. Muchísimas gracias a todos por hacernos a Tono y a mí la vida mucho más agradable…
Una vez resumido mi anuario paso a dejar la carta que escribí a los Reyes Magos .

Carta a sus Majestades los Reyes de Oriente y en su defecto a sus representantes Políticos, que no son Magos pero si se lo proponen pueden hacer Magia...
Lo primero que pido es: Salud, Paz, y Trabajo. El amor sin salud, paz y trabajo se va al carajo.
Lo segundo que pido es: Tolerancia, Empatía, Generosidad, Solidaridad y Calzarse los Zapatos del prójimo antes de juzgar.

Lo tercero que pido es: No perder la memoria y acordarnos siempre que en tiempos no muy lejanos fuimos emigrantes y al igual que nos fuimos a buscar la vida, debemos respetar a quien por circunstancias viene aquí a hacer lo propio.

Lo cuarto que pido es: Dar cobijo a los refugiados que viene huyendo de las guerras y demás atrocidades que este mundo tan deshumanizado está creando. Nadie abandona su tierra si no es obligado a hacerlo, al igual que San José y María huyeron con el Niño para ponerle a salvo de Herodes, así les ocurre a los refugiados. No les demos la espalda porque seremos cómplices de sus desgracias.

Mi quinto deseo es: Que a todas las personas vulnerables (con distintas capacidades, ancianos, niños sin recursos) no se les recorte aún más sus derechos, hay casos sangrantes y muchas madres y padres que realmente lo están pasando muy mal al no obtener respuestas a sus demandas para el bienestar de sus hijos, la mayoría grandes dependientes.
Esto es muy grave, igual que tienen derecho a nacer, también lo tienen a llevar una vida digna, dinero sí que lo hay, pero no se gestiona adecuadamente y ellos son siempre en orden de prioridades los últimos de la fila.

Mi sexto deseo es: Que respetemos a todos los animales, no son peluches, son seres vivos que sienten y sufren como los demás, a quien no le gusten que no los tengan, pero muchos humanos con sus acciones se retratan solos, quien hace daño a seres vulnerables e indefensos, no merece más que desprecio, y las leyes deben de acabar de una buena vez con esta lacra.

Mi séptimo deseo es: Acabar de una vez por todas con los asesinos de mujeres y de niños; pederastas trata de mujeres etc.
Estos despreciables no se paran a pensar que si no fuera porque una mujer les dio la vida, no estarían en este mundo….Que se marquen a fuego que no son dueños ni tienen la potestad para arrebatar la vida a ninguna persona, aquí la justicia tiene que quitarse la venda que ciega sus ojos y actuar con mano dura, si no es así de poco sirven los lazos, marchas silenciosas y demás chuminadas.

Mi octavo deseo es: Ojalá hubiera más iglesias abiertas para dar cobijo a los sin techo, como la de San Antón que tiene el Padre Ángel, esto es predicar con el ejemplo y lo demás postureo máximo.

Mi noveno deseo es: Que se acaben los desahucios, que haya una sanidad en condiciones y bien equipada para todos, que ningún niño se vaya a la cama sin alimentar, que los adultos sean los primeros en educar a sus hijos en la igualdad y la aceptación de los que ellos consideran diferentes.
Todos tenemos distintas capacidades y todos somos diversos, la educación se enseña en casa, y no olvidar que los niños no se burlan de niños o adultos si antes no lo vieron hacer a sus mayores.

Mí décimo deseo para este año recién estrenado: Solo pido salud para seguir al lado de mi hijo durante muchos años más y poder disfrutar con él de sus logros y su cariño. Él es el motor de mi vida y lo más verdadero y auténtico que tengo.
Que los Reyes Magos nos traigan a todos aparte de los deseos arriba mencionados; sentido común, valentía para tomar decisiones que nos dicte el corazón, paz y mucha salud.