Buscar
10:04h. Viernes, 21 de Septiembre de 2018

La Pincelada. El "brochazo" semanal a la realidad gomera

Y como acostumbra a decirse por “aquestas” latitudes, “no me tiznes compañero, le dijo la sartén al caldero”…

Con útiles culinarios y echando mano de nuestro refranero, comenzamos un Domingo más a desgranarles, a nuestra manera, lo que ha dado de sí la información en “La Roca” y sus aledañas que, esta semana ha venido con falta de espejos para “los unos” y diccionarios para “los otros”; aunque pensándolo mejor, falto también de vergüenza para todos.

Y es que no se puede encender el “ventilador” y repartir, al menos, sin asegurarte que el “aíre que avientas” no lleva impregnado parte de “tus pestilencias” que ya se sabe, “boomerang que se lance pueda que regrese a tu sesera”.

Los espejos, obviamente para la ínclita portavoz de Alternativa Democrática que, a nuestro juicio y por enésima vez, desaprovecha la oportunidad que le han brindado las urnas para haber modificado su postura de “política altanera” y “destructiva” y comenzar una senda en la que, “el ariete”, su herramienta favorita, pase a formar parte del pasado. Denunciar lo que se hace mal y con desgana está bien pero, hay cosas que se hacen así porque “no queda de otra” y también sería propio que Alternativa lo reconociese.

Claro que también, la continua “entrada al trapo” rojo que Solveida enseña al “Tripartito”, se hace en nuestra opinión, con “unas astas” afiladas de “lo mismo”, esto es, la utilización sistemática de la palabra “barriobajera” de la que ya todos conocemos su significado. A su vez, el de desmentirlo todo, absolutamente todo, aunque en sus “interlineados” reconozcan que no siempre miente, eso de igual modo, cansa. 

Queremos recomendar al señor Negrín, entre otras cosas que, a él, que dice lo que el otro le escribe, que un diccionario siempre viene bien para no resultar tan repetitivo como el “mojo de cilantro” y as,  variar el término por sucedáneos como arrabalero, ordinario, o soez; que significan lo mismo pero suena “diferente”, con más clase. Y es que no siempre, la mejor defensa es un buen ataque porque, sin querer queriendo, terminas aparentando ser igual que tu “atacante; eso si ya no lo eras, claro.

Dejemos el Culebrón de Hermigua al que aún le faltan capítulos y actores que, no en vano estamos en épocas de “carrera electoral” y en la que veremos en meses futuros, luchas de intereses, guerras entre componentes de un mismo partido, traiciones y puñaladas traperas… todo un Falcon Crest a la hermigüense, vamos.

El Silbo en La Gomera ha sido otro asunto que esta semana ha levantado “polvareda” tras conocerse la intención de la isla de El Hierro de que “su silbo” sea declarado Bien de Interés Cultural (BIC); y decimos “su” porque la denominación, aunque en sustancia sea “un calco”, en El Hierro existió y existe, tuvieron y tienen también el “Silbo herreño”.

El fondo de la discusión o la polémica está fundamentada, al parecer, porque en La Gomera se ve con malos ojos que al “Silbo Gomero” le aparezca "un hermano mellizo" y que con ello peligre una de las señas de identidad y diferenciadoras cultural y tradicionalmente hablando de “La Roca”. 

Nada más alejado de la realidad, afirman desde el Meridiano desde donde además “nos espetan” que, es legítimo que quieran poner en valor y rescatar una tradición que existió en las isla. En El Hierro se silbaba desde tiempos inmemoriales y añaden que, la isla también comparte otras muchas cosas en común habida cuenta de que formaron parte del mismo Señorío desde tiempos pasados. 

En este sentido y, para arrojar “dos palos más” al de ya por si encendido fuego “de lo silbado”, Sí Se Puede en La Gomera viene a decir algo así como que, - "No llores como mujer lo que no supiste defender como hombre".

Dicen que, sin entrar en los valores etnográficos, históricos y lingüísticos del llamado Silbo Herreño, su singularidad o su validez como patrimonio, ya que eso deberá ser establecido por los especialistas en un debate técnico con la presencia de los distintos puntos de vista; lo que sí se ha hecho patente estos últimos 15 años es el desprecio, y no tenemos otro término más apropiado, que los responsables políticos de nuestro cabildo han tenido con respecto al "silbo gomero”.- Afirmaba Rubén Martínez Carmona. Y es que ya se sabe, en todas las cuestiones “mundanas” en La Gomera, hay o existen, "oportunidades y oportunismos".

La Villa y capital de la Corte gomera también se ha debatido esta semana entre Fiesta y Polémica; las celebraciones de uno de sus Santos Patrones, ha traído aparejada una excelente muestra de lo mejor del Folclore y de la belleza insular. Romeria y Gala de Romera, han sido Eventos destacables en estas entrañables celebraciones capitalinas.

La Polémica vino servida por unas “bolsas para cacas” de mascotas, que el Ayuntamiento “ofrece al respetable” de forma gratuita para que los dueños de los perros tomen conciencia de la importancia de mantener las calles limpias y para que no tengan escusas a la hora de recoger “sus mierdas”.

Claro que, hay un dicho que dice que, “el que nace lechón muere cochino”; no en vano, y aunque “los útiles" sean gratis y comprados con el dinero de todos para unos cuantos; el precio no es tan prohibitivo para que los dueños de las mascotas no hayan podido costeárselas hasta ahora de “su peculio”. Otras de las cuestiones que “se mentan” es, si no pasará ahora como “la vez de marras”, cuando Castilla fomentó esta medida y “las bolsas” desaparecían por arte de magia, lo que motivó a dejar de rellenar las papeleras.

Esta semana también conocimos los datos en cifras de “los dineros” que se dejan los turistas en nuestra isla durante su estancia. El promedio calculado en 11 días de estancia, se estipula en unos 150 euros diarios, algo que suena a demasiado pero que quizá no lo es tanto, si se tiene en cuenta que el alojamiento forma parte de la cuantía. 

A todas estas, lo único que es innegable, es el aumento significativo del Turismo que nos visita y que en parte, gracias a él, la isla va resistiendo la falta de otras fuentes de ingresos que permitan a los habitantes vivir con mejores horizontes.

El Cabildo y su Presidente también han dado que hablar esta semana en La Prensa, por una lado la exigencia de Curbelo a Endesa de que deje de ser “tan roñica” con sus instalaciones en la isla, en las que poco o nada invierte y ofrezca al gomero el servicio de calidad que pagan con creces y por otro, la firma del contrato de obras que da paso al inicio de la Vía de acceso a la futura Residencia de La Gomera. 

Claro que, en esta última cabría pensar si, no es de mayor lógica realizar primero la obra del Centro y una vez concluso remodelar la Vía; más que nada para evitar, y como acostumbra suceder, que una vez terminado el Edificio, haya que proceder nuevamente a modificar los desperfectos que se originen por la entrada de maquinaria pesada al solar. Seguramente “los avezados” ingenieros lo habrán tenido en cuenta.

Dejemos las Obras, “lo político” de sendas caras y pasemos a lo gastronómico para terminar y, nunca mejor dicho, con buen sabor de boca.

En Agulo, cuna de la cocina y repostería casera más auténtica y genuina, esta semana Pedro Henriquez, propietario de La Tasca Las Cruces, fue galardonado por su “Yesca Tara”;  un montadito compuesto de "queso de rulo" de cabra con tiras de pimiento rojo asado, aderezado con miel de palma y decorado con nuez, con el que participó en el Concurso “Ruta de la Tapa” y que le sirvió para hacerse con la distinción.

Aparte de la fama que este peculiar lugar de picoteo y copas se ha ganado en diversas Webs de Restauración como Tripadvisor que, califican su cocina y entorno como el lugar perfecto para obsequiarse  "un paréntesis" en cualquier jornada; han sido los participantes de la Ruta "Saborea Agulo 2017", los que le han otorgado mayoritariamente el Premio a la Mejor Tapa de La Ruta.

Y como quien no quiere la cosa, hemos llegado al final de nuestro repaso y, antes de despedirme de ustedes; recordarles nuestra consabida frase y recomendación: “Tengan una muy Feliz lectura y mejor semana”. Hasta dentro de siete días