Buscar
15:21h. domingo, 17 de octubre de 2021

Intolerable, la usura y abuso en el cobro de "los novecientos"

La Organización FACUA-Consumidores en Acción, ha denunciado a la compañía  de telefonía Yoigo ante las autoridades de Consumo y Telecomunicaciones ,por no informar a sus clientes de que ha subido mas del doble el precio de las llamadas a líneas 901 y 902.

En recomendación, la asociación de consumidores demandante aconseja a los usuarios afectados por las abusivas subidas, reclamen a Yoigo la devolución o diferencia en el precio de esas llamadas, por vulnerar la operadora en cuestión el articulo 899/2009 de 22 de Mayo, que ampara la protección en lesión de derechos a consumidores y usuarios.

Esto de los numeritos novecientos de pago “tarifarío manos arriba”, excluído de las llamadas normales y a móviles que sin coste ofrecen de conveniencia las operadoras para gancho de sus clientes,indigna de atraco y mazazo, que luego, y a la chita “zozorrona”,le zumben a los usurarios y clientes, el palo  y tente tieso con los novecientos de marras.

El negocio y la mamandurria es tal, que se hace casi de lotería llamar a la bombona, al 012, banco, Endesa…,que nó tenga vd, mas remedio y opción que pasar por el aro de esos malditos  novecientos. La factura, apenas se vea obligado  hacer uso de ellos;respire, pongase lo mas relajado que pueda,por que igual la taquicardia le juege una mala pasada.

Personas mayores o con movilidad reducida, a quienes le cuesta  un riñón y parte del otro interesarse o consultar una incidencia y que se ven obligados hacerlo por razones obvias a través del teléfono, esos maldítos numeritos del “paganini”que estrangulan de usura y abuso las maltrechas  y castigadas posibilidades económicas, -de estos-, les acribillan aún más, poniéndoles barreras a la comunicación indispensable, con “el mamoneo y atraco” que depara el coste de los numeritos de asalto.

Todo un “birleo” consentido donde hacen el agosto y primaveras de Caja,los avispados  buitres de esa tarta que en complicidad o compadreo les brindan las operadores de telefonía, en detrimento y menos
cabo de los consumidores e usuarios.

Ya mismo debiera el Ministro del ramo y la competencia (Telecomunicaciones),nuestro paisano José Manuel Soria),acabar con tremenda usura, tremenda felonía que atenta a los consumidores.Por que aquí se están forrando unos picaros a sangría incontrolable, y si nos apuran: salvaje. Urge, Sr,Ministro, urge.