Buscar
15:28h. Jueves, 18 de Abril de 2019

Algo hiede en la Dimisión de algunos miembros de la Ejecutiva del Psoe gomero.

Y hasta alguno que “ni pincha ni corta”, y que ve como su sueldo en 2015 podría ser el de un obrero, apoya las dimisiones porque dice haber llegado a un punto de  “desencuentro y de no estar de acuerdo con  las actuaciones que se han llevado a cabo”.

Algunas fichas en el “tablero de ajedrez” del Psoe gomero han dado hoy su primer “jaque al rey”  tras anunciar su dimisión de la Ejecutiva por, al parecer y según afirman, haber llegado a un punto de “demasiado protagonismo” del Secretario insular en detrimento de los Alcaldes.

Dicen que la decisión de dimitir viene dada porque Curbelo, en los últimos tiempos,  ha tomado decisiones o puenteado a los consistorios municipales, lo que le ha llevado incluso a la realización de acciones desde el Cabildo Insular que son competencia local sin dar conocimiento a los respectivos ayuntamientos de actuaciones como por ejemplo, instalación de alumbrado público en barrios concretos de la geografía insular sin tener conocimiento los propios ediles.


Eso es al menos lo que dicen y aunque “suene a lo que suena”,  muchos se preguntan como es posible que hayan tardado tanto en “contradecir” o no acatar sin rechistar lo que más de 20 años algunos han callado u obedecido. ¿Curioso verdad?

Aquí hay gato encerrado o pretensiones personales que a buen seguro saldrán a la luz a partir de ahora. Al tiempo.

Lo cierto, es que ya comienzan a vislumbrarse determinadas estrategias de cara a los comicios de 2015 y en la Gomera, aunque con más lentitud, nadie quiere quedarse fuera de un lugar que le posibilite continuar en el “machito”.

Sobra decir que los temidos recortes en las Administraciones locales tendrán el punto de inicio precisamente tras las próximas elecciones y que, Ayuntamientos como el de Agulo o Vallehermoso serán los que sufran en mayor medida los ajustes que pasará irremediablemente por la supresión de cargos liberados, reducción drástica de los emolumentos de los primeros ediles o Alcaldes, entre otras.

Precisamente por ello se me antoja que algunos, temerosos de que la “vaca se seque”, quieran buscar en el Cabildo la continuidad en la mamancía.