Buscar
10:24h. Viernes, 06 de diciembre de 2019

“Estos personajes esgrimen la bandera del patriotismo de misa e himno mientras venden la soberanía a Alemania porque así se lo pide la ínclita Ángela, enérgica caminante de los senderos gomeros y reina sin corona en esta Europa de los banqueros y de los fondos de inversión.”

 

Uno, a pesar de la edad, no deja de asombrarse de las cosas que ve. Vaya por delante que el espectáculo de los célebres titiriteros no era apto para niños y, desde mi punto de vista, era de muy mal gusto. Pero una cosa es una sátira y otra muy diferente una apología. Era una obra pésima, claro está, pero eso no es delito. 

Sin embargo hay que ver la de minutos y páginas que este tema ha llenado. Por cierto, a esas dos personas se les aplicó la prisión preventiva sin fianza y se les retiró el pasaporte. Para mear y no echar gota, que diría un castizo, sobre todo si se tiene en cuenta lo benévolos que son algunos jueces con los corruptos, ya saben, los auténticos antisistema, ya que destruyen la Sanidad, la Educación,…

Todo ello, parece claro, ha sido utilizado por los “amigos de lo ajeno” para desviar la atención sobre los juicios que se están celebrando en estas fechas sobre cómo se saqueó este país durante años. Y los que quedan, que son muchos, para intentar limpiar a este país de los cleptómanos, por decirlo con palabras suaves.

Estos personajes esgrimen la bandera del patriotismo de misa e himno mientras venden la soberanía a Alemania porque así se lo pide la ínclita Ángela, enérgica caminante de los senderos gomeros y reina sin corona en esta Europa de los banqueros y de los fondos de inversión.  Traicionan a su pueblo al poner como prioritario el pago de la deuda antes que, por ejemplo, los hospitales o colegios. Olvidan de forma canalla que el auténtico patriotismo son los españoles, sobre todo los que lo pasan mal sin tener culpa de nada.

Pero volvamos al tema. Si el sentido común nos traiciona y resulta que es un delito, cosa que dudo mucho, ¿por qué el fiscal no actúa contra el alcalde de Granada, ciudad en la que se celebró poco antes la MISMA representación? ¿No será que el alcalde de la ciudad nazarí es del PP? ¡Acabáramos! Se demuestra que la Justicia está totalmente politizada y que hay un doble rasero vergonzoso, hijo bastardo, sin duda, del sectarismo que campa a sus anchas en este país. Ése, y no otro, es lo que nos frena como país y como sociedad. “Roban, pero si son de los nuestros son sólo traviesos pero nunca delincuentes”. ¡Vomitivo!

En la manifestación artística o, en este caso, en su intento, hay una parte de transgresión y de ir más allá de lo establecido. Ya decía Picasso que “el arte limpia el polvo de lo cotidiano”, al escaparse mucho más arriba de nuestras necesidades básicas. Muchos así lo entienden y así lo analizan pero no otros ya que esa esencia limpiadora se las trae al pairo en su mundo de lujo y poder desmesurado. Sólo les interesan sus mansiones y sus coches caros porque ésas son sus prioridades y no, como suelen decir, el interés general de los españoles. Ha quedado comprobado que están dispuestos a preocuparse por el arte solamente si pueden sacar rédito político de ello.

Por lo demás, todo sigue igual. Marejada de juicios y titulares escandalosos en prensa. Indignación de los españoles con dignidad, que no son todos. Caras largas, quiebros y despistes pero nadie asume su culpa o responsabilidad. Eso queda para los que no tienen un carnet político o mucho dinero en alguna cuenta bancaria de ciertas islas del caribe donde el sol que más calienta es una bendición para la fiscalidad y para traicionar a sus compatriotas.