Buscar
lunes, 22 de abril de 2024 00:00h.

Muere la ventrílocua Mari Carmen a los 80 años

 La mítica ventrílocua 'Mari Carmen y sus muñecos', residía en la ciudad tinerfeña de Puerto De la Cruz.
maricarmen y sus muñecos

María del Carmen Martínez-Villaseñor Barrasa, la ventrílocua conocida artísticamente como Mary Carmen y sus muñecos, ha fallecido este jueves en Tenerife a los 80 años como consecuencia de una caída.

Mary Carmen, que hace tan solo dos meses daba una entrevista en Viernes Deluxe repasando su trayectoria, fue un personaje muy querido en el mundo del espectáculo de nuestro país, y una de las ventrílocuas más conocidas. Doña Rogelia, la niña Daisy, el pato Nicol o el león Rodolfo fueron algunas de sus marionetas más populares, a las que ella daba vida y con las que interactuaba en los espectáculos.

Mary Carmen aprendió el arte de dar alma a muñecos gracias al padre de José Luis Moreno, Natalio, quien le creó sus primeros muñecos, Daisy y Nicol. Su trayectoria estuvo muy ligada de siempre a la televisión, y se coló por primera vez en nuestros hogares en el año 1967, a través del espacio Noche del sábado. Luego se convirtió en una imprescindible en los programas de variedades que entonces abundaban en la televisión, como ¡Señoras y señores!, Aplauso, Sábado Noche o Pero esto ¿qué es?. Incluso actuó en un programa bastante olvidado llamado El tren, que presentaba Pepe Sancho, y que contaba la historia ferroviaria de nuestro país, y que se emitió a inicio de los años 80.

Allí enamoraba al público son su sentido del humor, y charlando con sus muñecos. Así, con doña Rogelia contaba anécdotas del ficticio pueblo de Orejilla del Sordete. Daisy era una cría respondona e impertinente, todo lo contrario que el tierno león Rodolfo, y sacaba su lado más castizo con el pato Nicol. Su popularidad fue enorme, y se convirtió en un personaje muy querido para los pequeños de la casa. Tanto es así que sus marionetas llegaron a comercializarse en tiendas, e incluso existió una muñeca que representaba a la propia Mary Carmen acompaña de doña Rogelia, y que fue comercializada por la juguetera Famosa.

Su vínculo con la televisión no fue el de una simple estrella invitada que acudía, hacía su show y se volvía a casa. También fue presentadora, la vimos al frente de programas como Humor cinco estrellas de Telecinco y Ay, vida mía, de TVE.

En solitario, Mary Carmen también se labró una carrera como actriz y participó en la película La graduada, y escribió varios libros, como Ventana al Edén, Mande: Mis conversaciones con doña Rogelia o La crisis en Orejilla del Sordete, también basado en el personaje de su anciana muñeca.