Buscar
martes, 18 de junio de 2024 09:31h.

El SCE ofertará hasta 256 especialidades diferentes para adaptarse a las nuevas ocupaciones

El Consejo General de Empleo, presidido por Patricia Hernández, e integrado por los representantes de la administración, los sindicatos y empresas, aprueban la nueva oferta formativa para personas en desempleo

Consejo General de Empleo
Consejo General de Empleo

El Consejo General de Empleo aprobó esta semana la nueva programación formativa del SCE, en la que se han incorporado la mayoría de las propuestas de los agentes sociales y económicos, y que por primera vez tendrá carácter plurianual, ya que se extenderá hasta el 2018. La vicepresidenta del Gobierno de Canarias, Patricia Hernández, resaltó el esfuerzo que se ha realizado para diversificar y ampliar hasta en 256 especialidades diferentes atendiendo a todos los sectores e incorporando las nuevas ocupaciones que demanda el mercado laboral de las Islas.
El director del SCE, Alejandro Martín, explica que “la formación que ofertamos es eminentemente práctica, se dirige tanto a personas sin titulación como a aquellos con formación universitaria y si los participantes finalizan este programa formativo, consiguen una acreditación que amplia sus posibilidades de conseguir un contrato laboral ya que los 1.388 programas formativos se ajustan a la cualificación que se exige en cada ocupación”.

Entre las nuevas especialidades del plan formativo para los próximos tres años se ha potenciado en todas las islas las especialidades de la Familia de Energía y Agua, igualdad, además de temas como agricultura ecológica, o las referentes al sector audiovisual donde están surgiendo muchas ofertas laborales relacionadas con las producciones cinematográficas que se están realizando en las islas.


La oferta de formación profesional para el empleo, por tanto, ha sido diseñada aunando información disponible sobre las previsiones del comportamiento futuro del mercado de trabajo y las proyecciones de los sectores productivos canarios a medio plazo, en cuanto a su desarrollo y las previsibles necesidades de perfiles profesionales. El carácter plurianual de esta oferta, que podrá tener cambios puntuales cada año con el objeto de adaptarse a alguna demanda, facilitará también mayor estabilidad tanto a las entidades que imparten los cursos como para los demandantes.

El objetivo es impulsar y extender entre las empresas y los trabajadores una formación integrada, con un reconocimiento efectivo, favorecer el aprendizaje a lo largo de toda la vida de la población activa y conjugar las necesidades de las personas, de las empresas, de los territorios y de los sectores productivos que se adapte a los procesos de cambios y a los ejes estratégicos como la innovación y el desarrollo tecnológico.​