Buscar
jueves, 23 de mayo de 2024 16:26h.

Turismo refuerza su apuesta por los residentes canarios que suponen el cuarto mercado en facturación para las islas

La Consejería vuelve a realizar la mayor inversión de la historia para este segmento con 2,1 millones de euros para un plan de acción centrado en la Semana Santa, con la campaña ‘Planazo canario’, y el verano, con ‘En tu isla o en la mía’.
Rueda prensa Turismo 013

La Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, a través de la empresa pública Turismo de Islas Canarias, vuelve a realizar este año una apuesta sin precedentes por el turismo interno, que supone el cuarto mercado en facturación turística para el archipiélago.

La consejera de Turismo, Yaiza Castilla, y el director de Proyectos de Marketing, Alberto Ávila, presentaron hoy en rueda de prensa el plan de acción destinado a potenciar las vacaciones de Semana Santa y verano de los residentes canarios en las islas y que en esta ocasión asciende a 2,1 millones de euros.

“El turismo interno tiene un impacto significativo en la economía de las Islas Canarias, representando un volumen de negocio relevante para el sector turístico”, explicó Castilla. En 2022, el gasto total en viajes de los residentes canarios dentro del archipiélago ascendió al 5% del total facturado por el sector, sólo por debajo del británico, el alemán y el peninsular. De hecho, superó en un 30% a la facturación de los mercados francés y portugués juntos.

La consejera también resaltó que, aunque el turista interno canario disfruta viajando en cualquier época del año, sus viajes se concentran en los meses más cálidos, complementando la disminución de la demanda de algunos mercados internacionales y dando como resultado una demanda turística estable.

“Además, los residentes son los que mejor conocen el destino y la oferta, de hecho, el 98% no contrata paquete turístico y buscan experiencias más auténticas y locales, lo que facilita una mayor y mejor redistribución de su gasto”, añadió la consejera.

El turismo interno contribuye, además, a la diversificación del motor económico de Canarias, especialmente en las islas tradicionalmente menos turísticas. En 2022, más del 61% de los turistas alojados en El Hierro fueron canarios, en La Gomera el 41% y en La Palma el 23%. “De media, suponen un 10% de todos los alojados en el destino, por lo que hablamos de un porcentaje muy importante de turismo doméstico para una potencia turística internacional como las Islas Canarias”, explicó la consejera.

Para fomentar este turismo interior, las navieras reforzarán las conexiones marítimas entre las islas con el fin de dar respuesta a la demanda de los viajeros con 910.000 plazas para Semana Santa. Naviera Armas contará con 500.000 asientos y Fred. Olsen Express alcanzará las 410.000 plazas.

Igualmente, la capacidad aérea interinsular en Semana Santa será muy positiva, pues ésta llegará a las 177.824 plazas, un 9,1% más que en el mismo periodo de 2022. Además, para la temporada estival serán 3.810.988 los asientos entre islas, es decir, un 6,1% más que en verano del año pasado.

Apuesta histórica

Tal y como aclaró Castilla, “este positivo panorama justifica de sobra nuestra apuesta por un segmento que mejora la resiliencia del modelo turístico canario, pues se trata de un visitante incondicional que aporta seguridad y confiabilidad al destino”. El tamaño del segmento es tal que el año pasado en las islas se produjeron casi 4 millones de viajes de residentes y casi 1,3 millones se alojaron en hoteles y apartamentos.

“Apostamos de manera histórica por el turismo canario porque da cumplida respuesta a la mayoría de los objetivos estratégicos de la marca Islas Canarias, desde la reducción del riesgo de concentración en mercados tradicionales y la disminución de la dependencia de la categoría de sol y playa, hasta la extensión de los beneficios económicos por toda la geografía y una mayor comercialización directa, lo que supone una involucración de toda la sociedad en las ventajas del turismo”, concluyó la consejera.

Por estos motivos, el pasado año Turismo de Canarias realizó una inversión histórica para este segmento de 1,9 millones que, teniendo en cuenta que la facturación turística de los residentes ascendió a 817 millones supuso que por cada euro invertido se retornaran 430 euros al destino.

Para 2023, Turismo de Canarias aumenta la apuesta por este segmento, destinando 2,1 millones a un plan de acción centrado en los periodos en los que los residentes tienen mayor predisposición al viaje, Semana Santa y verano, además de realizar un esfuerzo promocional con la nueva edición de la campaña de Bonos Turísticos La Palma, a la que destinará 2 millones de euros.

‘Planazo canario’

Tal y como explicó Alberto Ávila, “las dos campañas se ejecutarán a través de una estrategia de medios multicanal, en radio, prensa escrita y digital, redes sociales y televisión, y con un tono cercano y familiar”. Bajo el slogan ‘Planazo canario’ se desarrollará la acción destinada a incentivar las escapadas en Semana Santa, transmitiendo el concepto de que se pueden realizar multitud de planes inspiradores que estimulen el consumo de productos turísticos en el archipiélago

“Pretendemos, a través de una propuesta sencilla y directa, inspirar el disfrute de actividades turísticas en Canarias, promoviendo el descubrimiento de todo lo que ofrecen las ocho islas y mejorando así el gasto que realizan los residentes”, añadió Ávila. La campaña generará tráfico a la ‘landing page’ www.planazocanario.com, que contendrá el planificador de la web Holaislascanarias.

De cara al verano, se activará la campaña ‘En tu isla o en la mía’, también dirigida a este mercado, con “una llamada a visitar las islas vecinas, poniendo al prescriptor, al canario que conoce bien su tierra, en el centro del estímulo, de nuevo con el fin de mejorar la facturación global a través de estancias más largas”, tal y como resumió el director de Proyectos.

El objetivo es que el residente aspire al descubrimiento y al reencuentro, bien de los rincones secretos que desconoce de su propia isla o bien descubriendo la isla de su pareja, de su familia, de su amiga. “Un objetivo que queremos lograr a través de piezas que detonan la decisión a través de un desafío, una ilusión, contraponiendo una isla con otra, una vida con otra”, concluyó Ávila.