Buscar
lunes, 22 de abril de 2024 00:00h.

La catadura moral de los concejales del PP en el Ayuntamiento de Toledo en evidencia

Los concejales del PP en el Ayuntamiento de Toledo abandonan el Pleno cuando la madre un niño enfermo de cáncer en el Hospital Virgen de la Salud tomaba la palabra para denunciar los recortes del Gobierno de Cospedal en tratamiento oncológico. 

La catadura moral, la poca sensibilidad y capacidad de empatía hacia los demás de los ediles del Partido Popular en Toledo ha quedado al descubierto, tras ser ellos mismos los que se hayan "retratado",  abandonando el Pleno justo en el momento cuando la madre un niño enfermo de cáncer en el Hospital Virgen de la Salud tomaba la palabra para denunciar los recortes del Gobierno de Cospedal en tratamiento oncológico.

Hace pocos meses hicieron lo mismo cuando la portavoz de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública denunciaba, también en el Pleno, el hacinamiento de pacientes en las urgencias hospitalarias del mismo centro. Entre los que se han marchado están el director general del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Fernando Sanz. 

Para ser justos, la única que demostró estar a la altura fue la concejal del PP, Ana Isabel Bejarano, quien permaneció en el Salón de Plenos para escuchar la intervención. El resto abandono la sesíon al compás del presidente del PP en Toledo, presidente de la Diputación Provincial y diputado nacional, Arturo García-Tizón.