Buscar
domingo, 27 de noviembre de 2022 00:00h.

Gregorio Medina alerta de que el Partido Popular ha iniciado un proceso de privatización de AENA “con nocturnidad y alevosía”

El senador por La Gomera advierte de las nefastas consecuencias para el país y su ciudadanía que generaría perder la titularidad pública de AENA, que no fue creada como instrumento especulativo y que es garantía de conectividad territorial en España y con España, de movilidad ciudadana y de soporte estratégico al desarrollo turístico de nuestro país

El senador del PSOE por La Gomera, Gregorio Medina, criticó, en el día de ayer, en la Comisión de Fomento de la Cámara Alta, que el Partido Popular ha iniciado un proceso de privatización de AENA con “nocturnidad y alevosía”. La moción socialista, que pretendía establecer un máximo del 49% de capital privado en AENA, fue apoyada por todos los grupos parlamentarios a excepción del PP que, con su voto en contra y su mayoría absoluta logró que la propuesta fuera finalmente rechazada
 

Al inicio de su intervención, Medina subrayó que los aeropuertos son un foco de desarrollo para los territorios donde están implantados, y un motor generador de industria, empleo (cada 1000 pasajeros genera la creación de cuatro puestos de trabajo) e innovación. “Hablar de aeropuertos, puntualizó, es hablar de transporte aéreo, de conectividad entre territorios y movilidad de la ciudadanía y en España, además, es hablar de uno de los principales sectores económicos del País, el turismo, que aporta el 11% del PIB. España es el segundo destino turístico del mundo por volumen de ingresos, y el 75% de los turistas que nos visitan lo hacen por algún aeropuerto del País y AenaAeropuertos es el primer operador aeroportuario del mundo por número de pasajeros, con más de 200 millones. Además, la red aeroportuaria del Estado es moderna, eficiente, eficaz, y generadora de modelos de innovación, investigación y desarrollo”.
 

En este punto, destacó que la estrategia del PP y del Presidente de AENA consiste en privatizar la empresa pública y hacerla más atractiva al capital privado “porque del debate sobre el modelo, ni está ni se le espera”.
 

A continuación, indicó que las medidas que se han tomado desde AENA han mejorado las cuentas de resultados pero han sido en muchos casos ineficaces para hacer frente a los problemas con los que cuenta el transporte aéreo en nuestro país. Estas “cuentas” no han servido para evitar el descenso continuado del número de pasajeros, no han permitido desarrollar políticas de inversión necesarias para mantener la calidad y buena prestación de servicios en nuestros aeropuertos, no han estimulado la permanencia de operadores y han posibilitado el cierre de instalaciones en unos casos, y la restricción a un tercio del horario operativo en otros (17 aeropuertos). Por último, han obligado a plantear un ERE que afecta al 11% de la plantilla, y al 50% de los trabajadores pertenecientes a los 17 aeropuertos afectados por la reducción de horarios.
 

En lo referido al Proceso de Privatización de AENA, Gregorio Medina se apoyó en el Informe del Consejo Consultivo de Privatizaciones y explicó que el citado texto plantea la privatización de hasta el 60% del capital de AENA y establece que dicha privatización se llevará a cabo en dos etapas. En una primera se prevé la creación de un “Núcleo estable” de accionistas (3-5 inversores) que adquirirán una participación en AENA de entre el 20% y el 30% de su capital social, que serán seleccionados mediante “concurso restringido”. En una segunda etapa, la de Oferta Pública de Venta (OPV), se ofertará el 30% restante; la fecha prevista de esta fase se sitúa a finales del 2º Trimestre del 2014.
Medina recalcó que el Grupo Socialista subraya su apuesta por la gestión público-privada de determinados servicios públicos que no es lo mismo que la gestión privada de los servicios públicos. “Y por ello, matizó, no debe olvidarse que el Gobierno socialista de Zapatero inició un proceso público y transparente para incorporar inversores privados a AENA, con el límite máximo y estricto del 49%, tal y como se determinó en el acuerdo del Consejo de Ministros del 25 de Abril de 2011. De igual modo, también en el anterior gobierno se determinó la gestión concesionada de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. Nunca se puso en cuestión la titularidad pública de AENA”.

 

En otro orden de cosas, el senador gomero indicó  que con el argumento de la deuda, las políticas desarrolladas por AENA en lo que va de legislatura han sido más bien restrictivas, sólo pensadas en el balance positivo de las “cuentas” de la compañía, y las consecuencias para la ciudadanía han sido muy graves. “La deuda de AENA no obedece más que a una necesaria modernización de unas infraestructuras en muchos casos obsoletas. Ésta no se puede plantear como desorbitada e insostenible y al mismo tiempo valorarla como asumible, especulando con lo que se puede recaudar privatizando selectivamente unos aeropuertos y desvirtuando la necesidad de otros”, apostilló.
 

Como explicó a continuación, “la mayor parte de la deuda contraída por AENA no proviene de los aeropuertos de niveles II y III, que resultan básicos dentro de la Red de AENA. Gran parte de la misma es fruto de la inversión realizada en su momento en los dos más grandes aeropuertos de la red aeroportuaria, Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, aeropuertos que, por otra parte, están incluidos entre los diez primeros de mayor tráfico de Europa”. A su juicio, “las recientes ampliaciones en los centros es una inversión de futuro, y sólo la titularidad pública de los mismos hará que sus beneficios futuros redunden en beneficio de todas y todos. Dejar su gestión en manos privadas sería privatizar el beneficio después de socializar la inversión”.
 

Gregorio Medina concluyó advirtiendo de las nefastas consecuencias para el país y su ciudadanía que generaría perder la titularidad pública de AENA, que no fue creada como instrumento especulativo y que es garantía de conectividad territorial en España y con España, de movilidad ciudadana y de soporte estratégico al desarrollo turístico de nuestro país.