Buscar
sábado, 15 de junio de 2024 03:39h.

El Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera no podrá eludir el pago de más de 450.000

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias obliga al consistorio, que no podrá recurrir, a indemnizar a la empresa a la que había adjudicado el servicio de zona azul municipal por la escasa generación de ingresos de este servicio y a pagarle los intereses por la deuda pendiente, además de imponerle el abono de costas judiciales.

El Ayuntamiento de San Sebastián de La Gomera no podrá eludir durante más tiempo el pago de 449.000 euros -cifra a la que habrá que sumar los intereses- que adeuda a la empresa de servicios y mantenimiento VVO por la puesta en marcha y gestión de la zona azul de la capital de la isla.

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha desestimado el recurso interpuesto por el consistorio y ratifica una decisión anterior de un juzgado en este sentido.

El Ayuntamiento había alegado que solo debía hacerse cargo de devolver algo más de 4.086 euros aportados por la empresa como garantía del contrato, algo que rechazan ambas sentencias, la última de las cuales, además, le impone el pago de costas.

La cantidad final de 449.000 euros incluye la indemnización, las garantías y el pago en concepto de daños y perjuicios por el tiempo en el que la empresa se hizo cargo de una prórroga injustificada del servicio. No entran dentro de este dinero los intereses ni el abono de las costas, que podrían elevar la cifra de manera considerable.

Las autoridades municipales consideraban en sus recursos que la falta de respuesta que dio en su momento a VVO sobre su reclamación supone una resolución a la empresa mediante el silencio administrativo, un extremo que también han rechazado los dos tribunales que se han pronunciado sobre este asunto.

El conflicto que ha dado lugar a esta batalla judicial se produce, según se deduce de ambas decisiones judiciales, después de que las inversiones realizadas por VVO durante los seis años -entre 1996 y 2002- en los que gestionó la citada zona de aparcamientos arrojaran para ésta un balance económico negativo.

Hay que tener en cuenta que en otros casos análogos es la empresa la que realiza la inversión de puesta en marcha de esta zona a cambio de parte de los beneficios.

Sin embargo, es el ayuntamiento en cuestión correspondiente el que se encarga de la gestión y cobro posterior de las infracciones, por lo que puede tener una influencia directa en los resultados económicos.

El pago de esta indemnización supone un esfuerzo económico considerable para las cuentas de la corporación municipal, que cuenta para este año con un presupuesto de algo más de 9,3 millones de euros, por lo que el pago a VVO supondría un porcentaje del 4,8% del total si se toman como referencia las cuentas de 2012.