Buscar
sábado, 13 de abril de 2024 00:01h.

El Ayuntamiento de Hermigua propone al Pescante para ser declarado Bien de Interés Cultural de Canarias

Su valor histórico, arquitectónico e industrial, le hacen merecedor de este reconocimiento.
Visita del Director General de Cultura y Patrimonio a Hermigua
Visita del Director General de Cultura y Patrimonio a Hermigua

La Alcaldesa de Hermigua, Solveida Clemente, en la visita del Director General de Cultura y Patrimonio Cultural, Miguel Ángel Clavijo al municipio este pasado martes, le trasladó el interés del Gobierno Local en iniciar el Expediente para que el Pescante sea declarado Bien de Interés Cultural.

Clemente le ha señalado que “esta infraestructura portuaria y testimonio de la arqueología industrial, fue el elemento básico que propició e incrementó la exportación de los contingentes de fruta hacia Gran Bretaña, posibilitando el progreso y el desarrollo de un municipio sin puerto, sin carreteras y sin medios de comunicación, marcando un hito importante en el desarrollo económico, social y demográfico de Hermigua.

Añade la Alcaldesa, que “El Pescante es símbolo de nuestra identidad y forma parte de la historia, del patrimonio y de la cultura, y por eso, apostamos firmemente por procurar su protección y conservación por su valor excepcional a través de la declaración de BIC, al tiempo que promovemos la creación del Centro de Interpretación del Pescante, para su difusión, fomento, valorización y transmisión a generaciones futuras”.

Por su parte, el Director General, reconoció la importancia del Pescante como símbolo del Patrimonio Industrial y de la comunicación de la Isla, además de ser una seña de identidad del municipio. Un elemento que contribuyó al desarrollo económico, agrícola, demográfico e industrial.

Miguel Angel Clavijo recordó su inclusión en el Inventario del Patrimonio Industrial de La Gomera, “en el que mas de cien bienes muebles e inmuebles han sido documentados por la doctora en Historia del Arte Amara M. Florido, dando visibilidad a unos elementos hasta ahora olvidados y con escasa presencia en el panorama cultural, que deben estar integrados en las políticas patrimoniales por sus valores intrínsecos singulares, que definen la seña de identidad de toda una comunidad”.

Añade que “es necesario el conocimiento y la protección porque son testimonios de la actividad humana con un extraordinario valor social. Son señas de identidad de una comunidad y de sus trabajadores. A ello se le une el valor en la historia de la producción, la ingeniería y la construcción, sin olvidar el valor estético, al tratarse de unas construcciones que ofrecen una calidad y diseño peculiares”, concluye.

El Director General, que valora positivamente la iniciativa, se comprometió a incoar directamente la Declaración de Bien de Interés de Cultural así como la creación del Centro de Interpretación del Pescante, una vez que el Ayuntamiento cuente con los terrenos en el litoral, donde pretende su instalación.