Buscar
martes, 16 de abril de 2024 19:04h.

El Cabildo da luz verde al concierto social para la gestión del centro sociosanitario de San Sebastián

El Pleno de la Institución insular aprueba este modelo de gestión a través de entidades del tercer sector, con el fin de garantizar la prestación pública del servicio
Casimiro Curbelo Parlamento

El Cabildo de La Gomera da luz verde al concierto social como forma de gestión del centro sociosanitario ubicado en San Sebastián. Así, el Pleno de la Institución insular aprobó, este viernes, el modelo de gestión a través de entidades del tercer sector, cuya financiación, acceso y control serán públicos.

Casimiro Curbelo apuntó a este modelo de gestión como herramienta para “garantizar la prestación, desde lo público, de unos servicios asistenciales de calidad que albergará esta infraestructura, en respuesta a la demanda de plazas sociosanitarias de la isla”. En este sentido, de forma inicial se activarán más de 80 plazas de atención residencial y 30 de centro de día. De esta forma, la Institución insular destinará cerca de 4 millones de euros anuales a su funcionamiento. 

El presidente insular detalló que la conveniencia de optar por esta vía “viene justificada para afianzar que los servicios que se presten se constituyan en base a la atención personalizada e integral, el arraigo, la permanencia de las personas usuarias en su entorno, la continuidad en la atención, el máximo bienestar y la eficiencia presupuestaria, manteniendo las relaciones del usuario con el entorno comunitario o habitual”.

Asimismo, la Institución insular ha llevado a cabo un procedimiento previo de consulta con entidades y asociaciones del tercer sector para implementar mejoras en las futuras prestaciones de servicios en esta infraestructura.

Ordenanza y reglamento de funcionamiento

En el mes de abril de este año, el Pleno del Cabildo de La Gomera aprobó, de manera inicial, la ordenanza y el reglamento de funcionamiento de este centro sociosanitario, con el que se pretende regular los derechos y obligaciones de las personas usuarias, sus relaciones entre ellas, sus familiares y representantes legales, el personal profesional de los servicios y programas, así como el voluntariado que opere en el centro.