Buscar
sábado, 15 de junio de 2024 03:39h.

EL CCN se planta y vota nuevamente en contra de la Ordenanza para la elevación del agua

 Solveida Clemente y Pedro Medina Calero, votan en contra de la Ordenanza reguladora de la elevación del agua a los depósitos de cabecera, por irregulares y falta de madurez de la misma

Hace 6 meses la asamblea general del Consejo aprobó la ordenanza que regulaba dicha elevación, y la valoró en 0,36 euros el m3. En aquel momento, la alcaldesa de Hermigua votó en contra al tratarse de una tasa que habría que repercutir en los vecinos de Hermigua, y llegaba en el peor momento. Además manifestó que el Consejo quería incrementar sus recursos económicos con la implantación de este servicio, y sin embargo, despilfarra en muchas otras cosas, tales como contratos de servicios externos, gastos del vehículo por parte del gerente, etc.

Aquel acuerdo tomado por la Asamblea, defendido con gran pasión por los dirigentes del Consejo, no se llegó a tramitar, porque así lo decidió el presidente del Consejo, Casimiro Curbelo, a quien sólo le correspondía darle el curso para su correspondiente aprobación.

Ahora, se presenta otra ordenanza para la elevación de agua, con un coste de elevación de 0,25 euros/m3, con el fundamento de que, ahora hay que cumplir con la Directiva Marco europea, según la cual debe repercutir en el usuario final todos los costes derivados de la extracción y distribución del agua, plasmado en otro informe económico financiero para la aplicación de la tasa.

Sin embargo, en dicho informe se dejan fuera los costes de mantenimiento y reposición de las infraestructuras, con lo que se incumple claramente con la ley con la que ahora pretenden implantar la tasa. Otra cuestión importante es que, según el citado informe, el coste de elevación varía en los distintos sondeos, tanto que en algunos como Los Reyes o Erque, el consumo eléctrico oscila entre el 9% y el 7% respectivamente, mientras que en la Hurona ronda el 17% y el 40% en el del Paso. Consecuentemente, no puede haber una tasa única, sino variable en función del coste del sondeo que elevan agua a los depósitos municipales, indican Medina y Clemente.

Más triste es que a estas alturas, con una Isla con Parque Nacional, Patrimonio de la Humanidad, Reserva de la Biosfera, y la Carta Europea de Turismo Sostenible, las mentes de los regidores del Consejo, no sean capaces de idear la elevación del agua a los depósitos mediante el uso de equipos de energías renovables, más aún cuando los sondeos están localizados en lugares donde el sol o el viento, permitirían la elevación íntegra con energía limpia, eliminando totalmente el coste eléctrico.

En cuanto al Presupuesto del Consejo llevado a la misma sesión del Consejo, Solveida Clemente y Pedro Medina, junto a otros 6 consejeros más, se abstuvieron en su aprobación, puesto que, como ya es costumbre, el capítulo de inversiones está sin nominar, lo que significa que sea el presidente quien decida unilateralmente que obras se van a ejecutar, como ha ocurrido en el ejercicio de este año, qua ha incluído el proyecto de “ …Tamargada”, y deja fuera una obra más importante y necesaria como es la de llevar el agua al Caserío del Cedro.
El argumento para su defensa, es que a lo largo del año, se verán las inversiones, y no fue capaz de explicar en cuáles se ha invertido toda esa partida en el presente ejercicio.
Sin embargo, un capítulo que se ha visto incrementado es el del sueldo de la gerente que en este presupuesto asciende a la cantidad de 52.786,07 euros.
Hace más de dos meses, que Clemente, solicitó al Consejo información sobre los contratos de servicios externos, expediente sobre la ejecución del proyecto “….Tamargada, así como el uso particular del vehículo del Consejo por la Gerente, que acude a diario desde su domicilio en el mismo y recoge acompañantes por Hermigua, los gastos de combustible, cubiertas, etc que está costeando el Consejo, un lujo que ya no se lo permiten ni los ministros.