Buscar
miércoles, 22 de mayo de 2024 14:10h.

José Ramón Mora, candidato de C.C. al Parlamento, lamenta el daño que se causa a los barcos atuneros con base en La Gomera

La pesquería de esta valiosa especie entró en vigor el 28 de abril y obligará a volver a puerto a muchos de los 248 barcos que faenan en Canarias 
JOSE RAMON MORA ELECCIONES 2023

El candidato al Parlamento de Canarias por la lista de La Gomera, José Ramón Mora Hernández, ha criticado el cierre de la campaña de pesca de atún rojo, según ha decretado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con entrada en vigor desde la medianoche del 28 de abril de 2023. 

Este cierre de la pesquería de atún rojo, puesto en marcha con carácter precautorio en aguas de Canarias, supone para Coalición Canaria “una muestra más del ninguneo” al que el Gobierno de España somete al sector pesquero canario con el beneplácito del Gobierno de Canarias. 

“Se trata de otro ninguneo ostensible a los pescadores del archipiélago”, señalan fuentes de Coalición ante la obligación de detener las labores de pesca de atún rojo y volver a puerto.

Estas restricciones fijadas de nuevo en la pesca del atún rojo por el Gobierno de España, se producen cuando este año la capacidad de trabajo de la pesquería de esta especie en aguas de Canarias es la que menos aumentó en todo el territorio español y la que más tarde se abrió a la actividad pesquera en el conjunto del Estado. 

Estos barcos ya tenían sus cuotas de pesca asignadas, pero ahora el Gobierno de España les ordena detener sus trabajos y volver a sus puertos base, donde habrá que lidiar con circunstancias perjudiciales para los barcos y para sus tripulantes si con estas nuevas restricciones no recuperan la capacidad para capturar las cuotas de atún rojo que habían sido asignadas en cada embarcación para esta temporada de faena. 

Para Coalición estas nuevas restricciones sobre la pesca del atún rojo en aguas de Canarias, donde el día 6 de marzo comenzó una campaña con 248 embarcaciones y una cuota de capturas de 537,69 toneladas de esta valiosa especie de túnidos, “demuestran otra vez” que durante estos cuatro años, por desgracia, el Gobierno de Canarias y los partidos políticos que lo apoyan se acostumbraron sin decir ni hacer nada a las restricciones contra el trabajo diario de los pescadores de las islas.