Buscar
jueves, 13 de junio de 2024 09:13h.

Patrimonio Cultural y Cabildo estudian los primeros contactos entre la sociedad europea y la aborigen de La Gomera

La excavación arqueológica en las Cuevas de Herrera González en Alojera promete dar unos resultados inéditos
Excavación Cuevas de Herrera La Gomera.jpg 4

La llegada de la cultura europea a las Islas Canarias está documentada en las fuentes escritas. Sin embargo, se conocen pocos yacimientos arqueológicos que materialicen esos primeros momentos de contacto entre la sociedad europea y la sociedad aborigen. En La Gomera, Las Cuevas de Herrera González es el yacimiento con mayor potencial arqueológico para estudiar este proceso, ya que recoge varios periodos, desde la época aborigen, pasando por la conquista hasta la época histórica.

A través de una excavación arqueológica en este enclave, la Dirección General de Cultura y Patrimonio Cultural, en colaboración con el Cabildo de La Gomera, trata de recuperar la historia material de la isla.

Este proyecto de investigación con carácter socioeducativo está centrado en el Valle de Tazo - Alojera, en Vallehermoso, donde se localizan varios testimonios de la presencia de los primeros europeos en la isla, tanto antes de la conquista como inmediatamente después, por lo que es un entorno privilegiado para estudiar el proceso de aculturación de la sociedad aborigen.

Entre esos yacimientos, destacan las ruinas del primer edificio cristiano de La Gomera con la ermita de Santa Lucía La Vieja (≈1420), los restos del primer ingenio azucarero de las islas occidentales (≈1488) y varios enclaves aborígenes en los que se aprecia la convivencia entre la antigua sociedad gomera con los colonos europeos como es el caso de Las Cuevas de Herrera González.

El director general de Cultura y Patrimonio Cultural del Gobierno de Canarias, Miguel Ángel Clavijo, y la consejera de Patrimonio Histórico del Cabildo de La Gomera, Rosa Elena García, visitaron el yacimiento en proceso de excavación para conocer los primeros resultados de esta segunda campaña de intervenciones arqueológicas.

García aseguró que este tipo de iniciativas “siempre van a contar con el apoyo del Cabildo insular de La Gomera” y de hecho, hay varios enclaves en proceso de excavación en la isla. A veces, “el trabajo del área de patrimonio no se ve, pero es muy importante para poner en valor nuestro pasado y rescatar nuestra historia” por lo que “esperemos que en el futuro este enclave pueda tener mucho más alcance”, adelantó.

“Uno de los puntos más importantes del pasado de las islas está en el momento del contacto”, aseguró Clavijo, quien insistió en seguir financiando esta línea de investigación desde las instituciones públicas. Se trata de “investigaciones arqueológicas fundamentales para poder entender y conocer el pasado de las islas, que tiene sus apartados de extraordinaria complejidad porque influye en muchas variables” y en este caso, en La Gomera “existen evidencias arqueológicas de primera mano sobre ese momento clave de la historia de la isla”, sostiene.

Proyecto de investigación

Este proyecto está liderado por el Museo Arqueológico de La Gomera (MAG) junto a la empresa especializada Arqueometra, con un equipo de trabajo conformado por el director del MAG, Juan Carlos Hernández, los arqueólogos Juan Francisco Navarro, Juan Carlos García, Marío Rodríguez, el antropólogo José Miguel Trujillo y Sandra Cancel como técnica en SIG, entre otros profesionales con formación en antropología, historia, arqueología y arte.

El trabajo de campo en Las Cuevas de Herrera González ha permitido localizar numerosos vestigios de la vida diaria asociada a una ocupación diacrónica tanto por parte de la población del mundo campesino tradicional como por las comunidades indígenas.

Según el director del MAG, “los materiales recuperados en el yacimiento determinan que este enclave tuvo una ocupación del espacio en la época aborigen, un momento de abandono y después un momento de contacto inmediato”. La secuencia estratigráfica “tiene evidencias de la introducción de la cultura europea porque llega un momento en el que se mezcla la cerámica aborigen con la cerámica del ingenio azucarero, entre otros elementos como la industria lítica y malacofauna propia de la sociedad indígena con huesos de gallina o monedas importadas”, aclaró.

Al igual que “en los primeros niveles de este enclave no aparecen materiales europeos”, a medida que se suceden las entidades arqueosedimentarias se aprecia esa convivencia entre el mundo aborigen y europeo a finales del siglo XV hasta que “finalmente desaparecen los materiales estrictamente indígenas entre los siglos XVIII-XIX”, determinó Hernández.

El arqueólogo Juan Francisco Navarro precisó estar convencido de que “este yacimiento es uno de los que más información va a aportar sobre esos primeros contactos en la isla de La Gomera” por lo que insistió en intervenir con mayor profundidad otras zonas del Valle Tazo-Alojera como el Lomo del Ingenio para tener una visión más amplía de este periodo.

Proyecto socioeducativo

El proyecto de investigación es, al mismo tiempo, un proyecto de educación porque el objetivo de difusión va más allá de la comunidad científica. A través de acciones socioeducativas, se involucra a la población local para que reconozcan la importancia histórica de todo el Valle de Tazo y reforzar así la relación de la comunidad con su territorio, su patrimonio arqueológico y su historia.

Se trata de un trabajo de educación patrimonial comunitaria, coordinado por el Programa Enseñas Patrimonio, donde la vecindad de Vallehermoso y el estudiantado de los centros educativos han podido ser testigos, partícipes y receptores de este proyecto de investigación. Desde charlas y visitas hasta formar parte del trabajo de gabinete o de campo son algunas de las acciones socioeducativas que se han desarrollado a lo largo de este proyecto en colaboración con la Asociación de Desarrollo Rural Aider La Gomera (Centro de Interpretación Casa de La Miel de Palma de Alojera).

Cabe recordar que esta línea de investigación sobre los primeros momentos de contacto entre la cultura europea y la cultura aborigen de las islas es uno de los ejes científicos más prometedores que dirige el Gobierno de Canarias. Con estas intervenciones arqueológicas, el área de Patrimonio Cultural pretende reconstruir materialmente cómo fue el proceso de conquista del archipiélago para entender el desarrollo social, cultural y económico de las islas.