Buscar
sábado, 22 de junio de 2024 03:56h.
Opiniones

Fiscales Cinco Estrellas

Por Meri Pita.-Como si de una mala película se tratara, hemos vuelto a ver, con estupor, como se repite entre los cuerpos de más responsabilidad en el ámbito de la Justicia en Canarias, la convocatoria de jornadas, conferencias, o como quieran llamarlas, que no se ajustan a los principios impuestos al resto de los mortales de austeridad y ajustes, en unos tiempos además de escandalosas

Por Meri Pita.-Como si de una mala película se tratara, hemos vuelto a ver, con estupor, como se repite entre los cuerpos de más responsabilidad en el ámbito de la Justicia en Canarias, la convocatoria de jornadas, conferencias, o como quieran llamarlas, que no se ajustan a los principios impuestos al resto de los mortales de austeridad y ajustes, en unos tiempos además de escandalosas corruptelas, más recortes y, por qué no decirlo, de hambre y necesidad en gran parte de nuestro pueblo.

Esta vez, la Fiscalía canaria se auto convocó los días 13 y 14 de febrero en unas jornadas para , al parecer, reflexionar sobre la situación actual y los retos que afectan al Ministerio Fiscal . En principio, nada habría que oponer , sino fuera porque para ello se reúnen con gastos pagados de desplazamiento, alojamiento y cena incluida en el Hotel Santa Catalina de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y al parecer con un “espónsor” de esos que hoy chirrían en los oídos de cualquier ciudadano o ciudadana: la entidad bancaria BANESTO. 

En este mismo mes se convocan en Canarias y en el resto de los pueblos del estado Español, manifestaciones y concentraciones multitudinarias contra las corruptelas y los privilegios de aquellos que tienen que velar por el interés general. La falta de ética y moral que se respira en estos momentos entre la clase dirigente de este país ha creado un clima de indignación y rechazo absoluto; se saldrá a la calle a pedir democracia de verdad y la aplicación implacable a los culpables de tanta fechoría de la Justicia, con mayúscula. Si ésta emana del pueblo, es en estas horas cuando el Poder Judicial y sus servidores deben de estar a la altura de las legítimas demandas ciudadanas.

¿No sería mejor que el Ministerio Público en vez de escucharse a sí mismo, pusiera oídos a esas demandas populares?

Lo que sí sería bueno para todos, es que ninguna empresa privada y menos una entidad bancaria, pudiera subvencionar o “esponsorizar” cursos, jornadas, conferencias, etc. en el ámbito de la Justicia y a quienes trabajamos para ella. Como bien dice el refranero popular, nadie da duros a cuatro pesetas.

 

Meri Pita es Pta. de la Junta de Personal de Justicia de Las Palmas