Buscar
domingo, 27 de noviembre de 2022 00:00h.
Opiniones

Que no nos amordacen

Por Rubén Martínez Carmona.-Es muy sintomático que en La Gomera algunos de los que defienden en sus escritos públicos el “casimirismo” deban recurrir a seudónimos. Parece ser que tan poco orgullosos están de los quehaceres de nuestro mandatario insular y su corte que necesitan esconderse.

Por Rubén Martínez Carmona.-Es muy sintomático que en La Gomera algunos de los que defienden en sus escritos públicos el “casimirismo” deban recurrir a seudónimos.

Parece ser que tan poco orgullosos están de los quehaceres de nuestro mandatario insular y su corte que necesitan esconderse. En algo hemos avanzado en estos últimos meses y cada vez se alzan más voces, dispares ideológicamente, con un punto en común: acabar con el silencio amordazado de esta isla. Ya no hay miedo a manifestarse, ya no existe temor a escribir y firmar con los auténticos nombres en las redes sociales o en los medios de comunicación, ahora se alzan las voces opinando en libertad. Sin duda alguna la losa del miedo volverá a silenciar algunas palabras, no es fácil sobrevivir en un lugar donde no hay derechos sino favores. Pero a pesar de las más que posible represalias una marea barrerá tanta inquina y nos desprenderemos de esa venda que no nos permite ver ni hablar en libertad. Ese día, que sin duda esta sociedad se merece pero debe luchar por ello, hasta los valedores del poder establecido podrán firmar con orgullo de ser quienes son.

 

Rubén Martínez Carmona. Profesor de Geografía e Historia del IES de San Sebastián de La Gomera.