Buscar
sábado, 09 de diciembre de 2023 00:00h.

Cuando una madre se va

geli para opinión
Hoy no me tocaba escribir, puesto que escribo cada 15 días, pero necesito publicar esto porque es lo que siento en este momento.

Que tristeza más grande/
Cuando una madre se va/
Pero es mucho más doloroso  cuando es una madre de hijos con discapacidad/

Nadie es imprescindible/
El mundo sigue girando/
Cuatro lágrimas los primeros días y al olvido pasan volando/
Los hijos se tendrán que adaptar a su nueva realidad/

Unos irán internos porque dicen los que quedan que no lo pueden soportar/
Otros más afortunados quizas encuentre otro hogar/
Nadie va a suplir a sus madres pero al menos tendrán tranquilidad/

Un beso de buenas noches/ 
Un ¿qué tal estás?/
El saber que hay personas que te ofrecen
mucha paz/

Vuestra madre desde arriba al fin puede descansar/
La madre que se ha ido, ahora al fin encuentra la paz/
Ella además de cargar con su mochila ha cargado con la de los demás/
Esos  padres mayores que  necesita sus cuidados/

Otros hijos que también le reclaman sin parar/
Un marido o pareja que le dice ¿te puedo ayudar?/
Así no es el camino/
Hay que colaborar/

No dejarlo todo a las madres y escabullirse de la realidad/
Siempre estuvo para todos cuando su ayuda precisaron/
Pero para ella nunca estuvieron cuando les necesitó a su lado/
Con decir: Ella es fuerte, ella es guerrera, todo solucionado/

Los años van pasando y la madre que está para todos va somatizando/
A las madres no las ha matado un ictus/
Tampoco un derrame cerebral, ni su corazón gastado/
A las madres les mata la indiferencia de todos/

Políticos incluidos, ellos miran para otro lado, tienen cosas más urgentes que require su atención/
Para nada les importamos las madres que demandamos solución a un problema social/
Porque señores esto es problema de todos, no solo familiar/

El cansancio crónico  que nadie echa en cuenta/
El respiro que no llega, no importa que este cansada, a fin de cuentas ¿que esperabas?/
Nadie te tiene en cuenta en esta sociedad tan deshumanizada/

El descanso llegará cuando entre cuatro te lleven a enterrar/
Verás la hipocresía como campa a sus anchas/
Lágrimas de cocodrilo de quienes pudiendo ayudarte no hicieron nada/
Al final te aplastó tu mochila de tanto peso que cargabas/

Qué tristeza tan grande cuando se mueren las madres de hijos con discapacidad/
Para todas las madres que viven nuestra realidad/
D.E.P las que se han ido y las que estamos por llegar/

Geli Menéndez Muñiz