Buscar
martes, 29 de noviembre de 2022 10:57h.

Escritos que salen del alma

GELI PARA OPINION
En mi cita quincenal con los lectores de Gomera Actualidad hoy no voy a escribir sobre las personas con DC como mayormente hago. Hoy el tema va de agradecimiento al Editor, Director y Locutor del periódico digital Gomera Actualidad, José Andrés Medina

Si mal no recuerdo en febrero de este año en curso, hizo tres años que él me dio la oportunidad de escribir en su periódico.
Al principio me preguntó si podía compartir mis escritos que subo a Facebook en su periódico, y más tarde me ofreció una columna para que desde ella escribiera de lo que quisiera, (tema libre), me dijo que podía ser semanal, quincenal o mensual.  

Le dije que estaría encantada y al principio pensé en escribir una vez a la semana, pero después decidí que con un escrito quincenal era suficiente. 
Siempre me ha gustado escribir, desde bien joven ya empecé a hacerlo.

Mi primer escrito lo hice en la Academia Llana donde iba a estudiar secretariado, tendría 16 años, la profesora siempre nos decía que nunca leíamos la prensa y que era muy importante estar al tanto de lo que ocurría en el mundo. Aquí tengo una anécdota muy divertida pero para resumir y no alargarme… 
Nos dijo que escribiéramos sobre el tema que quisiéramos, no pasaron ni diez minutos y le dije…
¡¡Profesora ya lo tengo!! 
-Pero, ¿ya has escrito?  
¡¡Claro¡¡   
Ese día pasará a la historia, cuando leí mi escrito la profesora queda alucinada, ¿tal vez por la rapidez?
Más bien por lo que escribí pero les saque las carcajadas a todos/as

Retomando el hilo, al principio escribía en papel, después pase a escribir a máquina (Olivetti) y años más tarde en el ordenador.
Para mi escribir es una terapia y casi una adición, cuando escribo suelto todo lo que siento, mis temores, mi rabia por tantas injusticias que se cometen con las personas más vulnerables etc.

Ante momentos durísimos por los que la vida, las circunstancias o el destino me hizo pasar, lo que me ha salvado siempre es escribir, nunca necesite un psicólogo ya que este lo tenía a mi disposición a cualquier hora del día o la noche, en momentos nocturnos  recurría al lápiz y papel, en momentos diurnos ahí estaba mi querido ordenador dispuesto a que su teclado aguantara mi rabia golpeando sus letras, pero también tuve ocasiones de alegría y ahí no aporreaba, en ese caso, las acariciaba con la delicadeza de una pianista.  

Muchas veces pienso que si algún día no pudiera ver tendría que dejar de escribir y aunque se puede comunicar verbalmente, para mí no sería igual.
De más joven escribía para amigas por sus cumpleaños, a mí padre por su jubilación también le hice un escrito que a él le encantó, también a mi hermana por su cumpleaños le hice otro escrito. No sé si esos escritos son prosas, lo que tengo claro es que no son versos ni poesías. Eso son palabras mayores para un juntaletras como yo. 

Lo que sé es que mis escritos no dejan indiferentes a quienes los reciben, unos se emocionan hasta las lágrimas y otros se ríen hasta el punto de llorar de risa.
Creo que nací para escritora pero me quede en telonera, esa que actúa antes del cantante principal. 

Volviendo al tema principal de hoy:
Le estoy muy agradecida a José Andrés por darme la oportunidad de escribir libremente y sin censura todos los escritos que le envío y él después pública y comparte en su página.

También agradecer que por largo que sea el texto, no pone límite y lo mejor es su imparcialidad y/o su neutralidad, algo que en los medios de comunicación por desgracia escasea, ya que estás conmigo o estas en contra.
Bajo mi punto de vista, los buenos periodistas deben de respetar las opiniones de los demás aunque no gusten o no sean de su palo político; ellos no están para juzgar están para informar y José Andrés es claro ejemplo de ello. ¡Enhorabuena por ser como eres! 

Ahora dejo estas palabras donde muestro mi lado humorístico, va por ti José Andrés: 

"De José Andrés Medina, hace años me llego una petición
Como buena asturiana no dude en aceptar que mis escritos volaran a la Gomera para darles difusión
A si llevamos tres años como novios incipientes
Quincenalmente nos hablamos, con eso es suficiente

Él tiene sus ideas, yo tengo las mías, pero el respeto está a la orden del día 
Somos como los novios de antaño, epistolares y virtuosos
Ya sabemos que nunca llegaremos a nada, pero ¡qué bonita 
 relación entre columnista y editor! 

Somos la envidia de todos por que hacemos buena pareja 
Pero lo que no saben es que entre nosotros solo hay…palabras habladas y letras.

Bueno José Andrés espero que te guste  lo que te escribe esta juntaletras".
Así me defino porque es lo que soy, una juntaletras que hace escritos que salen del alma.
Y me siento orgullosa de serlo porque no voy de lo que no soy y tal vez por eso llego a las personas sencillas y les toco el corazón.