Buscar
jueves, 23 de mayo de 2024 17:26h.

Obligada despedida, un hasta pronto que no definitiva

El  corazón humano nunca puede estar vacío: O se llena de cieno o se llena de cielo.

La mayoría de las veces, solemos confundir, "descanso" con "vaguear".Porque, cada año, al llegar esta veraniega época, repetimos el tomarnos el libre refrigerio de unos mensuales esparcimientos, obligados motivos, por los cuales, lógicamente, dejaremos de estar en registrado contacto con todos ustedes.

En esta ocasión, será, hasta mediados de noviembre, teniendo así la fácil oportunidad de que podrán verse completamente libres de mis muchas pesadas crónicas y ripiosos poemas, la mayoría de las veces, auténticos travesaños monótonos, benévolamente, acogidos con paciente entendimiento y fraternal comprensión.

Quiero dejar patente, mi inmenso reconocimiento y el público agradecimiento, a mi buen amigo, el acreditado Director de este inconmensurable “GOMERAACTUALIDAD”, José Andrés Medina quien, desde el inicial instante, con completísimo ejemplar altruismo, de entero corazón, me abriera de par en par sus editoriales puertas, para que pudiera colaborar en las tan sugestivas páginas de sus prestigiosas columnas como , “EL RINCÓN DE RAFAEL ZAMORA MÉNDEZ "siendo, para un servidor, todo un alto honor y muy singular prerrogativa imposible de saldar, como debidamente tendría que ser y corresponde.

El tiempo, corre que vuela y, en menos de que lo pensemos, de nuevo, volveremos a encontrarnos.Mucha salud para cuantos nos siguen y mil gracias, por haber contactado con mis literarias cosillas, todas ellas,exclusivamente encaminadas a exaltar nuestros isleños valores patrimoniales.

 

 


Al acercarse septiembre,
nos marcharemos de aquí
y, hasta mitad de noviembre,
esconderemos la fiebre,
que me impulsaba a escribir.

 

El reposo del guerrero,
buscando suave descanso
y, en los caminos gomeros,
viviré con el acuerdo
del más tranquilo remanso.

 

Nos llenaremos de cielo,
entre sonoros silbidos.
El desbordante consuelo,
del más dulce caramelo,
ofrecido por amigos.

***************************
Rafael Zamora Méndez.-*