Buscar
martes, 29 de noviembre de 2022 00:00h.

El PP considera que Curbelo y Rivero han acordado "un pacto de silencio" sobre el incendio

La portavoz lamenta que "una vez más" se demuestre que dirigentes como Rivero y Curbelo "estén sólo preocupados por conservar el cargo y sellen un pacto de silencio bochornoso" para eludir su propia responsabilidad en la gestión pública del incendio.

María Australia Navarro afirma en un comunicado que "todos los pasos" que dan el Gobierno regional y el Cabildo gomero, así como CC y PSOE, para que el Parlamento de Canarias no investigue lo sucedido en La Gomera "ponen en evidencia que unos y otros, nacionalistas y socialistas tienen mucho que esconder, mucho que ocultar sobre la gestión directa" de sus competencias en materia de incendios.

Navarro ha señalado que el Gobierno regional decretó la rebaja en el nivel de alerta del incendio a solicitud del Cabildo de La Gomera a sabiendas de la proximidad de una ola de calor que amenazaba con reactivar el fuego.

La portavoz popular ha señalado que aquel día "todos los que ahora se ocultan, empezando por Paulino Rivero y Casimiro Curbelo y siguiendo por Javier González Ortiz y José Miguel Pérez, nos aseguraron a todos que el incendio estaba controlado y que sólo debíamos preocuparnos de evaluar los daños y activar las ayudas a los damnificados".

Para Navarro, "la verdad que hoy tratan de ocultar" es que medios técnicos y humanos para la extinción del incendio abandonaron la isla en aquella fecha y dos días después el fuego amenazaba al municipio de Valle Gran Rey, que tuvo que ser desalojado masivamente, y que el fuego entraba en el Parque Nacional de Garajonay.

Navarro ha indicado que si Coalición Canaria y el PSOE "tuvieran la conciencia tranquila y un poquito de vergüenza política", apoyarían la investigación parlamentaria sobre la gestión pública del incendio, que es "un clamor social" en La Gomera y en Canarias.

La portavoz lamenta que "una vez más" se demuestre que dirigentes como Rivero y Curbelo "estén sólo preocupados por conservar el cargo y sellen un pacto de silencio bochornoso" para eludir su propia responsabilidad en la gestión pública del incendio.