Buscar
08:39h. viernes, 24 de septiembre de 2021
Opinión

CASIMIRO CURBELO

Minimizar la pandemia

De sobra son conocidos los estragos que está haciendo la Covid-19 en nuestro tejido productivo, unos efectos que tienen al planeta entero tambaleándose ante tal desbarajuste económico y social del que no nos libraremos pronunciando un hechizo. 

CASIMIRO CURBELO

Una simbiosis perfecta

La condición de las Islas, marcada por su lejanía y aislamiento, ha avivado la perspicacia de sus habitantes a la hora de emprender nuevos canales de comunicación para acortar los kilómetros de distancia que las separan entre sí y con la Península y el Continente europeo. 

CASIMIRO CURBELO

Una puerta verde hacia el paraíso

La belleza natural de las ocho islas, sus impresionantes paisajes, su singular cultura, su exquisita gastronomía, su gente amable y hospitalaria, y por supuesto, su clima incomparable, suscitan los desvelos y suspiros de muchos que sueñan con pasar su periodo estival en esta tierra, que por este sinfín de bondades es conocida como Las Afortunadas. 

CASIMIRO CURBELO

Pacto por la unidad

En estos momentos se convierte en obligación dejar a un lado los egos partidistas, los réditos políticos y las rencillas para actuar con responsabilidad ante una complicada situación que demanda, a todas luces, sensatez para sumarse al consenso y al esfuerzo común.

Desde mi ereta de Libertad

La importancia de educar en Valores

Tiene gracia que mas de ciento veinticinco años después de aquel retrato de la sociedad Victoriana inglesa, nuestra sociedad y no me refiero sólo a la española, sino en general la sociedad occidental haya caído en la banalidad más chabacana y ramplona, y de que muchos hemos llegado a la conclusión de que es muy difícil encontrar “gente seria” por el mundo.

NO SOBRAN LAS PALABRAS.-Óscar Mendoza

Youtubers que tuvieron.

“Ven, decía, el presente y el futuro lleno de posibilidades. Encienden su ordenador y es como abrir la Biblia para leer algún pasaje a ese rebaño desconcertado, Chomsky dixit, que espera paciente ese maná para alimentar no se sabe bien qué. Exportan su mensaje, bendicen a sus feligreses y se impone una liturgia de complicidad donde unos ganan mucho y otros pierden bastante. Incluso, a veces, pierden su dignidad. No hay parábolas para enseñar en esa religión, ni adúltera ejemplarizante ni hijos pródigos perdonados. La parábola ya no es tal sino que ha mutado en línea ascendente hacia la riqueza de alguien que, en vez de agua bendita, distribuye refrescos de naranja para más gloria de su cuenta de resultados.”

CASIMIRO CURBELO

La voz de La Gomera

´Son muchos los episodios de nuestra reciente historia en los que Sito se ha dejado la piel y en este caso, la voz, para tratar de ayudar a los demás, siempre de una forma altruista y desde la más transparente humildad, porque no entiende de egoísmos, competencias y ni de ese afán por destacar´

Libre opinión

En el punto de mira

Antonio Rico Revuelta- presidnete autonomico Cruz Roja Canarias
Vivimos momentos de polarización ideológica en los que mostrar empatía con las personas en situaciones de injusticia, pobreza o desigualdad o cualquier otra expresión de vulnerabilidad, es más necesaria que nunca. Como también lo es la necesidad de exigir veracidad y rigor en toda información que se cree y comparta en entornos públicos y privados.

NO SOBRAN LAS PALABRAS.-Óscar Mendoza

Vacunas y golfos

“Y ahí estamos. Unos luchando para que todo esto acabe y otros demorándose en su egoísmo para que sólo acabe para ellos. La eterna lucha entre lo que se debe hacer y lo que se hace, esa partida de póker a tumba abierta en la que no hay comodines y en la que muchos juegan con las cartas marcadas.”

Desde mi ereta de Libertad

Un hombre llamado Marcelo

Triste es cuando la vida pública de nuestro país, singularmente la esfera de la política, no nos ofrece un personaje atractivo del que escribir, hablar o debatir, pero ese es el triste páramo en el que nos hallamos. 

CASIMIRO CURBELO

Crónica de un virus

Por aquel entonces nadie pensó que estos cinco ciudadanos alemanes que se alojaban en una residencia vacacional en Hermigua fueran a ser portada de los rotativos del día siguiente. Nadie pensó que La Gomera se convertiría en un laboratorio para crear los protocolos y las primeras acciones que se emularían poco más tarde en otros lugares.